Sociedad CRISIS DEL CORONAVIRUS

Del joven del motocross en Murcia al robo de dos millones de mascarillas en Santiago

Mascarillas robadas en Santiago de Compostela. EFE

Fugas de hospitales de pacientes con coronavirus, excusas para ir a tomar copas con los amigos, el atraco de una farmacia en Madrid… Las últimas horas han dejado varios episodios delictivos de aquellos que tratan de escapar del confinamiento.

En la rueda de prensa diaria del comité técnico, la Policia Nacional y la Guardia Civil han dado parte de las últimas infracciones y delitos cometidos durante el estado de alarma.

Una de las intervenciones más graves, sin duda, ha sido la de Policía Nacional en el distrito madrileño de Carabanchel. Los agentes han detenido a dos hombres cuando estaban atracando una farmacia. Además, los arrestados también son los responsables de otros ocho asaltos similares cometidos en la capital.

Todo comenzó cuando un policía que se encontraba de paisano observó a dos varones que presentaban una actitud sospechosa en la puerta de acceso a una farmacia. Cuando accedieron al interior del establecimiento uno de ellos solicitó un medicamento a una de las empleadas para no levantar sospechas. Después, de manera sorpresiva la inmovilizó al tiempo que su compinche solicitaba el dinero de la recaudación a la otra trabajadora.

Ambos huyeron a la carrera y el policía, al tiempo que solicitaba el apoyo de otros agentes, comenzó a seguirles dándoles la voz de alto. Lejos de obedecer a las indicaciones llegaron incluso a amenazarle con cuchillo que uno de ellos portaba en su mano, tomando cada uno diferentes direcciones de huida. Tras sumarse a la persecución otros indicativos policiales que se encontraban en la zona fueron finalmente arrestados. Los detenidos son españoles: uno de 53 años con 36 detenciones y otro de 49 años con 78 antecedentes. Ambos han sido enviados a prisión.

En Galicia, la Policía ha detenido a un empresario de Santiago de Compostela por su supuesta implicación en el robo de cerca de dos millones de mascarillas, entre otro material sanitario, en una nave situada en el polígono del Tambre. La empresa, que se dedica a la venta de material sanitario, está actualmente en situación concursal y el valor de lo sustraído se calcula en unos 5 millones de euros.

En Murcia, por otro lado, la Policía detuvo a un motorista en Molina de Segura que a diario salía a hacer motocross, y que fue interceptado tras una larga persecución. También se han producido fugas en hospitales de pacientes con coronavirus. Es el caso de una mujer que se llevó por la fuerza, enfrentándose a los sanitarios, a su marido del centro hospitalario de Villamartín (Cádiz) Finalmente, la Guardia Civil localizó a la pareja y devolvió al marido, con sintomatología de coronavirus, al hospital. Un caso similar al ocurrido en el Hospital 12 de Octubre de Madrid.

La Guardia Civil también interceptó a una persona que acudía de madrugada a unas copas con sus amigos en Sevilla y que puso de excusa a los agentes la compra de una bombona de butano.

Comentar ()