Economía | Sociedad | Vivienda

Iglesias siembra el desconcierto en las comunidades de vecinos al no aclarar cómo se usan las zonas comunes

Los Administradores de Fincas cargan contra el ministro por dejar en manos de los propietarios la decisión sobre cómo pueden volver a utilizarse los patios y jardines interiores a partir de este domingo

Pablo Iglesias, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Palacio de La Moncloa. EP

El Gobierno vuelve a sembrar el desconcierto en torno a las medidas para permitir la salida de los niños. Esta vez ha sido el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, quien ha generado enorme incertidumbre al no aclarar cómo deben usarse las zonas comunes de edificios y urbanizaciones, cerradas a cal y canto desde que se decretó la alarma por el coronavirus.

En su comparecencia de este jueves junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, Iglesias ha asegurado que son las propias comunidades de propietarios las que deben fijar las reglas. Dicho de otro modo, el Gobierno deja en manos de los vecinos toda la responsabilidad para decidir cómo y cuándo pueden salir los niños a los patios y las zonas ajardinadas interiores a partir de este domingo.

En palabras del propio ministro de Derechos Sociales, «depende de cada comunidad de vecinos». Cada una de ellas, según Iglesias, «debe establecer sus propias normas teniendo en cuenta que los niños y niñas no deben compartir juguetes ni jugar en instalaciones de la urbanización que usen otros niños y niñas».

El uso de las zonas comunes era una de las grandes incógnitas para las decenas de miles de familias que viven en bloques con estas características. A día de hoy, se sabe cómo y cuándo pueden salir los niños a la calle, pero no de qué manera pueden hacerlo en el recinto donde viven.

La falta de concreción de Iglesias ha desatado las críticas inmediatas de los administradores de fincas, al sentirse responsables de una decisión extremadamente sensible que no les corresponde. En un comunicado, el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas denuncia que «esta importante decisión no puede quedar al arbitrio de la decisión de cada una de las comunidades de propietarios».

Este organismo recuerda que esos acuerdos «serían dispares y se tomarían en función de elementos subjetivos de los propietarios, sin ningún tipo de rigor científico». Por esta razón, los administradores exigen que todas las decisiones al respecto «deberían de venir marcadas y establecidas por las autoridades sanitarias y ser de obligado cumplimiento».

Tanto la exigencia como la queja han sido incluidas en una carta con membrete del Colegio que ya ha sido remitida tanto a Moncloa como al ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030.

En esta carta se recuerda que durante el Estado de Alerta se han pospuesto las reuniones de juntas de propietarios, por lo que no es posible acordar ningún sistema sobre cómo y cuándo pueden los menores utilizar los elementos comunes de las comunidades de propietarios. 

“Ofrecemos nuestra colaboración para elaborar un Protocolo de Actuación que ofrezca todas las garantías sanitarias para que nuestros menores puedan salir y utilizar los elementos comunes de los inmuebles con todo el rigor científico, sanitario y legal”, señala Salvador Díez, presidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas.

Comentar ()