Una «ola» de espuma antiincendio de cuatro o cinco metros de altura provocada por la activación accidental de este sistema en una empresa de logística en Zaragoza ha alcanzado una carpa colindante de Mercadona y ha atrapado a un trabajador de unos 30 años cuyo rescate se ha visto dificultado por la nula visibilidad.

Según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza, el suceso ha ocurrido pasadas las 4 de la madrugada en la empresa Kuehne Nagel, situada en el polígono Plaza, cuando, por causas que aún se desconocen, se ha activado el sistema antiincendios y una gran «ola» de espuma ha inundado un pasillo de la carpa de Mercadona y ha atrapado a un empleado que se encontraba en su interior.

El rescate de este trabajador se ha realizado con grandes dificultades de visibilidad debido a la gran cantidad de espuma que había, y ha sido necesario su traslado a un centro sanitario al presentar afecciones de pronóstico reservado.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado siete vehículos de los Bomberos de Zaragoza y una dotación de 16 efectivos que trabajan en la zona para facilitar la normalización de la actividad laboral.

El ayuntamiento ha informado de que el rescate del trabajador ha sido muy problemático debido a que la espuma estaba acumulada en un pasillo en forma de zeta entre edificaciones y dificultaba la orientación de los bomberos.

Al final, se ha guiado a los bomberos desde la parte superior de la carpa para localizar al trabajador, que, añaden estas fuentes, «se encontraba bien, aunque angustiado».