Política

Los Mossos también piden equiparación: cobran 3.500 € menos al año que los Bomberos

Los sindicatos de la Policía Autonómica reclaman al 'Govern' de Torra que cumpla el acuerdo para igualar las retribuciones pactado hace 11 años y denuncia la falta de diálogo: “Exigen a Madrid lo que no cumplen con nosotros”

Funcionarios de la Policía de la Generalitat, concentrados este miércoles ante el 'Parlament'.

Funcionarios de la Policía de la Generalitat, concentrados este miércoles ante el 'Parlament'. EP

Los Mossos d’Esquadra han dado este miércoles el pistoletazo de salida a sus movilizaciones para forzar al Gobierno de Quim Torra a cumplir el acuerdo que permita elevar sus retribuciones y equiparar sus salarios con los del Cuerpo de Bomberos de la Generalitat, cuyos funcionarios cobran unos 3.500 euros más al año.

Ésta es una de las reivindicaciones que motivaron que decenas de agentes de la Policía Autonómica se concentraran a las puertas del Parlament para exigir mejoras al Govern en un momento en el que el Cuerpo está haciendo frente a una sobrecarga de trabajo motivada por el desafío independentista -circunstancia que ha motivado que los agentes adscritos a unidades de orden público y seguridad ciudadana estén teniendo que realizar prolongadas jornadas laborales- y cuando la plantilla está diezmada por la falta de plazas ofertadas durante los últimos años debido las restricciones presupuestarias aplicadas por la crisis económica.

El 15 de abril de 2008, durante la etapa del tripartito presidido por el socialista José Montilla, el Ejecutivo catalán acordó subir el sueldo a los Mossos por encima de lo establecido para el personal funcionario de la Generalitat. Esa retribución extra se ejecutaría en cuatro anualidades: 2008-2011.

En virtud de dicho acuerdo, el complemento general aumentaría en 2.000 euros al cuarto año, mientras que la hora en el turno de noche se elevaría hasta los 18 euros en 2011. Ello permitiría que un policía de la Generalitat percibiera el mismo sueldo que un bombero en condiciones similares de trabajo, con lo que se daría por cumplida una reivindicación histórica de los sindicatos con representación en el Cuerpo.

Sin embargo, la crisis económica llevó al Govern a incumplir el tramo pactado para 2011, lo que ha impedido cerrar la brecha con otros cuerpos especiales de la Generalitat. Según fuentes sindicales consultadas por este diario, un bombero cobra hoy 39.334,88 euros al año, 3.505,74 euros más que un policía autonómico. Lejos de recortarse, la diferencia se habría incrementado en los últimos 11 años en 379,64 euros.

Ese compromiso incumplido se recogió en el nuevo acuerdo sobre condiciones de prestación de servicios del personal funcionario del Cuerpo de Mossos d’Esquadra que tres organizaciones sindicales -SAP, SICME y AFITCME- firmaron el 29 de enero de 2015 y al que se sumó posteriormente el SEIM. Aquél incluía una compensación indemnizatoria especial para los funcionarios que prestaran servicio ordinario de al menos 12 horas durante los fines de semana.

«Tenemos la sensación de que a los bomberos se les presenta como héroes y a nosotros como represores. Y eso es totalmente falso», censuran desde el SPC

«Tenemos la sensación de que a los bomberos se les presenta como héroes y a nosotros como represores. Y eso es totalmente falso. A veces somos los primeros en llegar e iniciamos las actuaciones, tenemos la responsabilidad que supone portar arma… Queremos que se nos trate de la misma manera que a funcionarios con el mismo nivel, no más», resume Fran Reina, miembro de la ejecutiva del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC).

La equiparación salarial es una de las demandas por las que decenas de policías de la Generalitat se echaron este miércoles a la calle convocados por los sindicatos SAP-Fepol, SPC, SME y CAT y la plataforma APNE, pero no la única. Sólo Uspac no secundó la convocatoria.

Pancarta reivindicativa dirigida al ‘conseller’ Buch durante la concentración secundada este miércoles.

Los sindicatos critican la «falta de diálogo» de la que está haciendo gala el Departamento de Interior, lo que llevó a los representantes de los agentes a levantarse de la mesa el pasado lunes al constatar que la Generalitat no tiene intención de atender la mayor parte de los puntos que integran la tabla reivindicativa. Los representantes del Govern sólo mostraron voluntad por mejorar la retribución de las horas de servicio que se realizan en el turno de noche.

«Es loable que ellos pidan diálogo a Madrid, pero con nosotros son tremendamente autoritarios. Exigen lo que no cumplen», reprocha Reina. Éste insta al Gobierno catalán a «copiar» el modelo laboral de la Ertzaintza que «tanto ensalza».

Los mossos también reclaman que se habilite la jubilación anticipada como ocurre con otras policías autonómicas y locales en atención a las condiciones de peligrosidad y penosidad del servicio que prestan e insisten en que «no se instrumentalice» políticamente al Cuerpo, cuya misión es la de «garante del cumplimiento de la ley».

En este sentido, los sindicatos han mostrado su temor por el hecho de que las investigaciones internas abiertas por la Conselleria de Interior por diversas actuaciones realizadas por los Mossos en respuesta a los graves disturbios provocados por el independentismo radical tras notificarse la sentencia del procés se conviertan en una «caza de brujas» para contentar a la CUP y a los comunes.

Te puede interesar

Comentar ()