Este martes se ha producido una concentración en el parque de las Delicias de Zaragoza a las 17.00 horas en apoyo a las protestas surgidas en EEUU después del asesinato de George Floyd a manos de un policía. Sin embargo, esta se ha convertido en una marcha improvisada al grito de «I can’t breathe».

La manifestación había sido convocada través de las redes sociales y tal y como han informado algunos medios no fue comunicada a la Delegación del Gobierno de Aragón.

Los participantes han terminado la protesta frente la comisaría de la avenida de Valencia, según ha publicado El Heraldo, en la zona se han vivido momentos tensos porque los gritos que lanzaban comenzaron a generalizarse contra la Policía en general. Los manifestantes eran en sus mayoría jóvenes, muchos inmigrantes, que se quejaban también contra el racismo en la sociedad.