El ministro marroquí de Exteriores, Nasser Bourita, ha anunciado este lunes en el Parlamento que este verano no habrá Operación Paso del Estrecho porque no ha podido prepararse, según han informado medios marroquíes.

«La operación Marhaba -como se conoce en Marruecos- es un concepto para el que hay que prepararse desde abril y que necesita coordinación con diversos países. No se trata de un simple paso sino de una animación con actividades culturales y de diversión, así que es evidente y natural que la operación tal como la conocemos no tendrá lugar», ha dicho.

Eso sí, Bourita ha distinguido entre la operación en sí y la posibilidad de que los marroquíes que residen en el extranjero vayan a su país en verano, que no se descarta pero que aún depende de cuatro elementos. El primero es que Marruecos abra sus fronteras, que por el momento siguen cerradas.

Los otros tres factores son las medidas de sanitarias que adopten los países de tránsito, la situación sanitaria nacional e internacional y el protocolo sanitario que pondrá en marcha Marruecos para todo el que ingrese en el país.

El protocolo que se aplica, por el momento, a los marroquíes que están siendo repatriados tras estar meses bloqueados en el extranjero, incluye un confinamiento de al menos nueve días y dos test PCR.

Si ese protocolo se mantiene, ha dicho Bourita, está claro que tendrá un impacto sobre los viajes a Marruecos de los residentes en el extranjero.