La Fundación ”la Caixa” ha acelerado la llegada al mercado de 23 proyectos biomédicos innovadores de gran impacto social dentro del programa CaixaImpulse, que tiene por objetivo impulsar la transferencia tecnológica para generar valor en la sociedad.

Estas iniciativas están enfocadas a resolver grandes retos de la salud, como el uso de la inteligencia artificial para trastornos neurológicos, la utilización de una terapia de localización cutánea para la psoriasis, el uso de microondas para detectar fallos en stents implantados en pacientes con ictus o el uso de una diana contra la metástasis de cáncer de pulmón, entre otros.

Asimismo, las investigaciones seleccionadas proceden de centros de distintas comunidades, como Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra o Islas Baleares, y también se han incluido proyectos de Portugal.

La Fundación ”la Caixa” y Caixa Capital Risc pusieron en marcha CaixaImpulse en 2015 y colaboran en su desarrollo desde entonces. Gracias a esta iniciativa, en cinco años se han destinado 10,6 millones de euros a impulsar 102 proyectos, 23 de los cuales ya se han convertido en spin-off y 2 de ellos están en proceso de licencia. En el programa también colabora EIT Health, el consorcio europeo líder en innovación en biomedicina.

Àngel Font, director corporativo de Investigación Científica de la Fundación cree que CaixaImpulse «juega un papel crucial a la hora de establecer puentes entre la investigación biomédica y el emprendimiento que contribuyen a superar lo que se conoce como death valley (valle de la muerte), el punto muerto en que se quedan muchos proyectos, que no llegan al mercado por falta de apoyo económico. La finalidad es que los resultados de la investigación aporten nuevas soluciones para dar respuesta a grandes retos de la salud y que reviertan en los pacientes y en la sociedad en general»