El colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha denunciado un nuevo ataque perpetrado en las últimas horas a la placa instalada en San Sebastián en memoria de Gregorio Ordóñez, concejal del PP asesinado por ETA hace 25 años.

La placa fue colocada el pasado mes de enero junto al lugar donde el edil fue asesinado y a las pocas semanas ya sufrió un sabotaje por parte de desconocidos.

En su cuenta oficial, Covite ha dado a conocer que este domingo «los radicales han vuelto a atacar la placa en memoria de Gregorio Ordóñez», y ha denunciado que «no les basta con haber asesinado a cientos de personas inocentes, también tienen que humillar a sus familiares».

En el mismo mensaje, el colectivo presidido por Consuelo Ordóñez, hermana del dirigente del PP asesinado, pide al Ayuntamiento y al alcalde de la capital guipuzcoana, Eneko Goia, que procedan a limpiar la placa que ha resultado ennegrecida.