20.000 pollitos han sido rescatados tras truncarse su viaje a África. Las aves iban camino del continente africano cuando el cliente que las había comprado ha cancelado el pedido. Una vez en Madrid, se encontraban en desvalimiento hasta que la protectora de animales ALBA se ha hecho cargo de los ejemplares.

La asociación madrileña cuidará a los animales temporalmente, mientras los da en adopción. Se distribuirán en grupo de entre 10 a 15 ejemplares y bajo el cumplimiento de una condición: cuidar debidamente a los pollitos y no destinarlos al consumo.

Muchos de los pollitos han muerto y la protectora trata de salvar sus vidas mediante cuidados con lámparas de calor. El responsable de ALBA ha declarado a Telemadrid que los animales se encontraban «en palés al aire libre, mojándose durante estos días».