Sociedad

Colectivos trans y feministas se enfrentan por la gestión de Irene Montero

Confluencia Movimiento Feminista ha pedido su dimisión mientras que la Federación Plataforma Trans ha ensalzado su compromiso

Colectivos trans y feministas se enfrentan por la gestión de Irene Montero

La ministra de Igualdad, Irene Montero EP

La gestión de Irene Montero al frente del Ministerio de Igualdad ha sido este lunes objeto de crítica por parte del colectivo Confluencia Movimiento Feminista, que ha pedido su dimisión, mientras que la Federación Plataforma Trans ha ensalzado el «compromiso valiente y decidido» de la ministra.

La Confluencia Movimiento Feminista, creada en noviembre con el objetivo de frenar la futura aprobación de la ley trans por considerar que la autodeterminación del género daña la lucha por los derechos de las mujeres, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cese a Montero por sus «políticas antifeministas».

En rueda de prensa, este colectivo ha indicado que tanto el Ministerio de Igualdad como el «transactivismo» han lanzado una «ofensiva» con el objetivo de «borrar a las mujeres del ordenamiento jurídico»  y ha calificado el primer año de Montero como ministra de «muy negativo», por lo que han pedido a Sánchez un cambio de rumbo en las políticas de igualdad.

«Queremos feminismo para todas»

En una carta, han solicitado al presidente del Gobierno que cese a la ministra, se establezca un diálogo con el sector crítico del movimiento feminista con la futura ley trans, se paralice este anteproyecto, se impulse la abolición de la prostitución, se investiguen las tramas de abusos sexuales a menores tuteladas y se persiga la explotación reproductiva.

Tanto la secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera, como la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, se han pronunciado sobre estas afirmaciones. «En el camino hacia la igualdad no puede haber exclusiones. Estamos con las mujeres, con las comunidad LGTBI y las minorías racializadas. Queremos feminismo para todas y queremos la ley trans ya», ha escrito Vera en Twitter.

Asimismo, en el apunte ha afirmado que es una cuestión de dignidad para mucha gente. «Frente al odio: más feminismo inclusivo», sostiene. Rosell también ha abogado por un «feminismo para todas» y ha aseverado que hablar de balance negativo con unas políticas feministas durante la pandemia reconocidas internacionalmente por una futura ley cuyo borrador no se conoce aún es «remar hacia atrás».

Federación Plataforma Trans defiende su gestión

Mientras, la Federación Plataforma Trans ha defendido este lunes la gestión de Montero y su «compromiso con la igualdad de todas las mujeres, niñas y el colectivo LGTBI». «Su compromiso decidido y con un amplio apoyo de los movimientos feministas, LGTBI y colectivos sociales, hacen que las políticas publicas y propuestas legislativas partan de un principio feminista, inclusivo, interseccional y transversal donde ninguna mujer queda atrás», ha destacado esta plataforma.

Este colectivo ha denunciado que grupos antiderechos trans «han elevado la presión hacia el Ministerio de Igualdad, convirtiendo a Irene Montero en el blanco de su guerra contra el avance en derechos de las personas trans, alineándose esta corriente con la ultraderecha y fundamentalismos religiosos, como ya ha sucedido en otros países».

«Es perverso atrincherarse bajo las siglas del feminismo para oprimir a las personas trans y atacar a un Ministerio que por primera vez representa a todas las mujeres y sus políticas están más que avaladas por el sujeto político», ha afirmado la presidenta de la Federación Plataforma Trans, Mar Cambrollé.

Te puede interesar

Comentar ()