Cada día se denuncian en la Comunidad de Madrid cerca de 1.200 delitos y al año se cometen 60,2 infracciones por cada mil habitantes. En el mapa autonómico la región ocupa el puesto tercero con más delincuencia tras Baleares y Cataluña, pero si comparamos con Europa, la capital es la tercera gran ciudad con menos homicidios.

El cruce de datos referidos al balance de criminalidad de 2019 del Ministerio del Interior con los de población de ese año -la incidencia de la delincuencia en 2020 no es significativo por la pandemia- retrata que Madrid es la tercera comunidad más insegura de España, si bien responsables policiales rebaten esta foto que incluye perspectivas muy dispares entre los 27 municipios de más de 30.000 habitantes.

«Madrid es, sin lugar a dudas, uno de los lugares más seguros del mundo porque hay que fijarse en las bajas tasas de los delitos que son más graves y generan mayor impacto social como los asesinatos y las violaciones», explica a Efe un mando policial de la región, donde en 2019, con una población de 6.779.888 se perpetraron 32 asesinatos, la mitad en la capital, donde residen 3,3 millones de personas.

Hurtos y robos con fuerza en domicilios

De las 408.632 infracciones penales conocidas por las fuerzas de seguridad en 2019, más de una cuarta parte corresponden a hurtos, por delante de otros hechos que generan más inseguridad entre la ciudadanía como los robos con fuerza en domicilios y establecimientos.

Esta tipología descendió un 10 por ciento después de años al alza de los robos en viviendas y trasteros que, según reconocen a Efe fuentes policiales, sí que aumentan la percepción de la inseguridad entre los madrileños.

Por contra, se incrementaron los delitos relacionados con el tráfico de drogas. Fuentes policiales explican a Efe que esto no significa que haya aumentado el narcotráfico, pues precisamente es una infracción sobre la que apenas se presentan denuncias, sino que la eficacia policial ha permitido desarticular más redes y detener a más personas.

Para el secretario general del Sindicato Unificado de Policía en Madrid, José Luis Torrijos, el número de estos delitos es razonable respecto a otras regiones, aun así lamenta la falta de policías nacionales que tiene la capital y las dependencias obsoletas.

«No existe un problema de seguridad ciudadana en Madrid», coincide Antxo Rama, miembro de la Delegación de Jupol Madrid, quien también advierte de que los responsables políticos no atienden a las necesidades de las fuerzas de seguridad en dotarles de mejores medios y, sobre todo, de números de efectivos suficientes.

Arroyomolinos, el municipio con más criminalidad

Por delante de la Comunidad de Madrid lideran la tasa de criminalidad Baleares, con 66 delitos por cada mil habitantes, y Cataluña, con 62,8.

En el polo opuesto, Extremadura (26), Asturias (26,7), La Rioja (27,3) y Galicia (29,7). Son las comunidades que pueden presumir de tener índices notablemente por debajo de la media de la criminalidad en España (46,4) que precisamente solo superan Baleares, Cataluña y Madrid.

Dentro del territorio madrileño hay grandes diferencias entre sus mayores municipios, con Boadilla del Monte como el más seguro frente a Arroyomolinos, que lidera la criminalidad en la región.

Así, si la Comunidad de Madrid presenta una tasa de 60,2 delitos por cada mil habitantes, en Arroyomolinos, con casi 33.000 vecinos, se cometieron 87,6 infracciones, casi cuatro veces más que la tasa delincuencial que registró Boadilla (23,3 delitos por cada mil de los 56.734 residentes).

Pese a estas diferencias, en ninguno de estos municipios se cometió en 2019 un asesinato. Ahora bien, en el caso de Arroyomolinos se dispararon las denuncias por agresión sexual hasta un 233 por ciento al pasar de 6 a 20, y los robos con violencia crecieron un 23,1 por ciento.

Además de esta localidad, por encima de los 50 delitos por cada mil habitantes se sitúan Madrid ciudad (75,8), Rivas-Vaciamadrid (60,5), Galapagar (58,2), Arganda (58), Majadahonda (56,5), San Sebastián de los Reyes (52,7) y Collado Villalba (50,5).

En el lado de los más seguros junto a Boadilla del Monte se encuentran las localidades de Tres Cantos (26,2); Fuenlabrada (35,4); Torrejón de Ardoz (36,6) y Colmenar Viejo (38).