Correos ha lanzado una colección de sellos con el objetivo de no mantenerse «al margen frente a la discriminación racial». La campaña coincide con el aniversario de la muerte de George Floyd y está englobada dentro de el Mes Europeo de la Diversidad, por ello, cuanto más oscuro es el sello, menos valor tiene, «reflejando así una injusta y dolorosa realidad que no debería existir».

El objetivo de la empresa estatal es «ayudar a crear conciencia sobre la diversidad, la inclusión y la igualdad de derechos». El sello más claro de todos tiene un valor de 1,60 euros y a medida que va oscureciéndose su color, va disminuyendo el precio, hasta llegar al sello negro, que cuesta 0,70 euros.

La iniciativa de Correos llega cuando se va a cumplir un año de su celebración del Orgullo LGTBI, cuando la bandera arcoíris tiño con sus colores decenas de furgonetas y buzones de la compañía. Aquel cambio generó polémica entre algunos sectores de la población, algo que se ha repetida en esta ocasión.

Twitter ha sido anfitrión de la incredulidad de muchos usuarios, que consideran desacertada la estrategia de Correos: «Y entre más oscura menos valor tiene», «¿Cuánto vales según correos? Crear racismo dentro del racismo», «Enfatizar el racismo con colores ya de por sí es racista. Lo de los precios es anecdótico. Cuanto mas se señala una cosa, mas importancia se le da», «Y como esta realidad no debería existir, le damos más existencia mediante sellos», explicaban algunos internautas.