El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha sostenido este viernes que los asesinos del joven Samuel Luiz en A Coruña fueron «una okupa, un militante de extrema izquierda y un inmigrante».

En una entrevista en Telecinco, Abascal ha denunciado que la «práctica institucionalizada» de «señalar» a Vox para generar «odio político» contra la formación y sus militantes. Entre los casos citados, ha incluido el de Samuel Luiz: «Hemos sido señalados por unas balas que no saben quién ha enviado, por un cuchillo que recibió una ministra y por el asesinato de Samuel, que resulta que fue asesinado por una okupa, por un militante de extrema izquierda y por un inmigrante», ha sostenido.

En total fueron detenidas seis personas por la muerte de Samuel. Tres de ellas permanecen en previsión provisional y sin fianza mientras que una cuarta, la única mujer, quedó en libertad con obligación de comparecer ante el juzgado. También fueron detenidos dos menores de edad como presuntos implicados.