Sociedad

Odisea para conseguir una mesa para las cenas de Navidad en Madrid: "Hasta enero no tenemos nada"

Los restaurantes de moda de Madrid apenas tienen huecos en los días clave para las cenas de amigos y empresas de Navidad | "Nos llevan llamando desde verano", dicen desde el grupo Larrumba

Varios jóvenes, en una terraza en La Latina.

Varios jóvenes, en una terraza en La Latina. EUROPA PRESS

– Hola, buenas tardes, quería una mesa para diez personas el viernes 17 de diciembre a las nueve de la noche.
– Lo siento. Para ese día estamos completos.
– ¿Y el 18?
– El 18 por la noche le podría hacer un hueco, pero tiene que ser a las 23:00 o 23:15.

Aún queda más de un mes para que arranque la época de las cenas de empresa y de Navidad, pero la cola para comprar lotería en Doña Manolita ya sube por Mesonero Romanos hasta la calle de la Abada y los teléfonos de los restaurantes de moda echan humo. Se acerca diciembre.

La conversación que abre esta noticia ocurrió este viernes, sobre las 12 de la mañana, en una llamada con el restaurante Perrachica, situado en la calle Eloy Gonzalo. El local tiene 900 metros cuadrados, pero no hay mesa libre para las fechas clave, las que todo el mundo quiere reservar. El jueves 16, el viernes 17 y el sábado 18 de diciembre. «Hay algún hueco a partir de las 23:00. Entre semana tenemos algo más de disponibilidad», dicen al otro lado del teléfono en el grupo Larrumba, propietario de Perrachica.

«¿Y en algún otro restaurante del grupo?», insistimos. «¿En Marieta, quizás?»

«El 17, nada. Y el 18, un segundo que lo compruebo… Nada, tampoco. Es que nos llevan llamando desde verano», argumentan.

Sin mesas y sin restricciones

Los buenos datos de la pandemia de coronavirus, con la incidencia acumulada estancada en 50 casos por cada 100.000 habitantes y con casi el 80% por ciento de la población vacunada, pronostican unas Navidades más movidas y divertidas que las del 2020. Al menos más parecidas a las de 2019, cuando el virus todavía no había llegado a España.

Si hace un año en Madrid había limitaciones de seis personas y toque de queda entre las 00:00 y las 06:00, ahora no hay ninguna restricción de aforo en la hostelería, ni en exteriores ni en interiores, y además no existe limitación horaria. Las buenas perspectivas y el miedo a quedarse sin una mesa ha hecho que mucha gente se movilizara al regreso del verano.

«Notamos que a la gente le da miedo improvisar y quiere asegurar su sitio», señala un portavoz del grupo Lalala, que tiene ocho restaurantes y diez cervecerías en Madrid, además de varias salas de fiesta. «Hay locales que hasta enero no tenemos nada y en todos en los que ofrecemos la posibilidad de menú de navidad o eventos de grupo ya no tienen disponibilidad desde hace semanas. Este año la gente está siendo aún más previsora y reserva con mucha antelación», añaden.

Levantamos otra vez el teléfono para llamar al grupo Bienmesabe, otra de las cadenas de moda en la capital. «Los días 14, 15, 16, 17 y 18 de diciembre lo tenemos ya todo lleno. En la semana del 20 todavía tenemos algún hueco», cuentan desde el restaurante de la calle Trafalgar. «¿Han probado en algún otro local de los que tenemos?», preguntan. Sí, y más de lo mismo.

Lo que sí tienen claro es que unas Navidades sin restricciones ayudarán mucho a la hostelería tras la crisis del coronavirus. «Confiamos en que esta Navidad se asemeje un poco a las de la época precovid. Sin embargo, aunque veamos la luz al final del túnel, hay mucho camino por recorrer», señalan desde el grupo Lalala.

Tras varias llamadas, conseguimos mesa para el ansiado viernes 17. A las 21:00 en el restaurante Cazorla de la calle Castelló.



Te puede interesar

Comentar ()