Sociedad

Rescate contrarreloj de Rayan, el niño de 5 años que cayó a un pozo de 32 metros en Marruecos

Rescate contrarreloj de Rayan, el niño de 5 años que cayó a un pozo de 32 metros en Marruecos

Rescate contrarreloj de Rayan, el niño de 5 años que cayó a un pozo de 32 metros en Marruecos EFE

Carrera contrarreloj para rescatar a Rayan, un niño de 5 años que cayó en un pozo de 32 metros de profundidad en una localidad del norte de Marruecos y que, según muestran las cámaras introducidas en la cavidad, seguiría aún con vida. Tres máquinas trabajan para acceder al lugar donde se encuentra el niño.

El suceso tuvo lugar el martes en la localidad de Ighran, 70 kilómetros al este de Chaouen, cuando el niño cayó al pozo, una cavidad cercana a la vivienda familiar, que tenía agua pero ahora está seco y muy estrecho, en el que cabe a duras penas una persona delgada. Las labores han continuado toda la noche y durante la mañana de este jueves, sin que por el momento se haya podido acceder a la cavidad donde se encuentra.

En vídeos del rescate difundido por el diario digital Le360 se puede ver a militares, policías y efectivos de protección civil, así como numerosos vecinos, junto al lugar donde las máquinas excavadoras hacen su trabajo para intentar llegar al pequeño.

Fuentes de las autoridades locales dijeron a Efe que se han excavado más de 19 metros de profundidad hasta esta mañana en unas labores en las que participan efectivos de la Protección Civil, Fuerzas Auxiliares, Gendarmería Real y la supervisión de las autoridades locales.

Las mismas fuentes añadieron que las autoridades movilizaron cinco maquinarias que están excavando de forma paralela al pozo para llegar a su profundidad y, desde ahí, acceder al fondo del mismo para rescatar al pequeño Rayan, que lleva más de 40 horas allí.

Al mismo tiempo, añadieron que los efectivos marroquís introdujeron desde el principio oxígeno y agua con azúcar a través de un tubo al lugar donde Rayan está atascado para mantenerlo en vida.

Testigos presentes en el lugar, ubicado junto a la vivienda familiar en el poblado de Ighran, a unos 70 kilómetros al este de Chauen, indicaron esta mañana a Efe que «el niño sigue vivo».

Un voluntario intentó anoche bajar al pozo sostenido por una cuerda pero se atascó en el camino, ya que se trata de una cavidad muy estrecha que albergaba agua pero ahora está seca.

Este suceso está levantando mucha expectación en Marruecos, donde las redes sociales se han llenado de fotos, mensajes de solidaridad y ‘hashtags’ de «salvad a Rayan».

También con imágenes y mensajes de solidaridad con la familia del niño. Sus padres han permanecido toda la noche en el lugar esperando noticias de su hijo y decenas de vecinos también han acudido allí, según se puede observar en los vídeos en directo desde el sitio del suceso.

El suceso recuerda el caso de Julen, el niño de 2 años que murió tras caer en un pozo de Totalán (Málaga) el 13 de enero del 2019.

Te puede interesar

Comentar ()