Sociedad

La "vuelta del invierno" cubre de nieve Ávila y Segovia

Nevada sobre la muralla de Ávila

EFE

El frío ha sorprendido a los ciudadanos españoles, que han gozado de un tiempo casi veraniego durante la Semana Santa. La «vuelta del invierno» ha dejado los termómetros este martes con valores hasta diez grados centígrados más bajos que el día anterior, tras producirse un descenso extraordinario en puntos de la mitad norte y en la zona centro peninsular y registros de precipitaciones fuertes o muy fuertes en distintos puntos del país, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Además, destaca que las nevadas serán importantes en las montañas, donde se podrán acumular los 10 centímetros de nieve en 24 horas a partir de 1.100 o 1.200 metros; sin embargo, el manto blanco se ha dejado ver de manera de especial en capitales como Ávila y Segovia.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha precisado que por ejemplo Soria perdió del lunes al martes 15 grados centígrados (ºC), ya que pasó de 23ºC el lunes a apenas 8ºC el martes.

En cuanto a las lluvias, entre el martes a las 9.00 horas hasta las 02.00 horas del miércoles del 20 de abril se han registrado lluvias y chubascos en el norte, centro y este de la Península. Algunos de estos chubascos han alcanzado intensidad fuerte, especialmente en las provincias de Teruel y en la provincia de Alicante, mientras que las mayores acumulaciones superaron los 50 litros por metro cuadrado en el Cantábrico oriental.

Además, ha añadido que la red de descargas eléctricas de la AEMET registró unos 2.000 rayos en el conjunto del país. La actividad tormentosa siguió durante la madrugada del día 20, con unas 800 descargas desde la media noche hasta las 06.00 horas.

El portavoz ha explicado que este ambiente, debido fundamentalmente a la presencia de una borrasca en el área mediterránea, va a continuar durante este miércoles, cuando se esperan precipitaciones abundantes en la mitad oriental peninsular, especialmente en el entorno del sur de Cataluña, este de Aragón, sur de la provincia de Valencia y norte de la de Alicante.

Las temperaturas seguirán bajando este miércoles, especialmente en la zona centro y cuadrante sureste peninsular, donde los termómetros caerán de 10 a 12 ºC respecto al martes, sobre todo en el este de Castilla-La Mancha. A esta situación se sumarán los vientos fuertes en el Mediterráneo.

Respecto al jueves, la borrasca mediterránea se alejará por el este de la Península e irá poco a poco perdiendo influencia, pero aún dejará lluvias localmente intensas y acompañadas de tormenta en el Cantábrico oriental Cataluña este de Aragón, norte de la Comunidad Valenciana y Baleares.

En el resto del país, Del Campo pronostica una «jornada de transición», que amanecerá fría y con heladas en zonas de montaña y en puntos de la meseta norte, donde puede amanecer con temperaturas de 0 grados centígrados o incluso menos en capitales como León, Palencia o Salamanca.

El jueves por la tarde anuncia el inicio de los efectos de otra borrasca que llegará por el noroeste y que dejará un ambiente lluvioso el fin de semana. El jueves por la tarde dejará precipitaciones en Galicia, Asturias y el oeste de Castilla y León, mientras que las temperaturas máximas subirán este día de forma acusada en el centro y el este peninsular.

Te puede interesar

Comentar ()