Sociedad

El pueblo de Madrid que ha tumbado un centro de investigación animal por miedo a las enfermedades zoonóticas

En la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares los móviles de los vecinos han echado humo estos días con los mensajes de WhatsApp. Una petición en Change.org con 2600 firmas, en la que se pedía que se parara el plan de un centro de investigación animal en la localidad, ha conseguido que en menos de 24 horas la empresa veterinaria Saluvet retire el proyecto.

Para el alcalde de Hoyo de Manzanares, Julián Carrasco (PSOE), no era un proyecto, sino un «anteproyecto». Nos da las gracias por entrevistarle ante el «fenómeno que está ocurriendo aquí en Hoyo de Manzanares», como define la alarma social de sus vecinos.

«Es un anteproyecto que llega por un grupo de profesores catedráticos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense. Están pendientes de una ampliación del pequeño laboratorio que tienen, porque se les ha quedado insuficiente, y están buscando ubicarlo en otros municipios», señala el alcalde. Uno de los catedráticos vive en Hoyo de Manzanares. «Nuestra obligación como Ayuntamiento es recibir toda información que nos llegue de todas las universidades y se la pasamos al Consejo de Medio Ambiente. Pero se trata únicamente de la idea inicial».

En el momento de hacer esta entrevista, el alcalde estaba preparando una convocatoria con los vecinos que iba a tener lugar el martes por la tarde de la mano de Saluvet, que es como se llama la empresa privada participada por la Universidad Complutense de Madrid. Todavía no sabía que el laboratorio le va a dejar solo, que retira el proyecto a primera hora de la tarde y que no van a dar explicaciones al pueblo. Un pueblo que anda desinformado o, lo que es lo mismo, sólo informado por los candentes canales de WhatsApp. Saluvet tampoco ha recibido a este medio para dar explicaciones. Lo único que se sabe del centro de experimentación animal es por el texto «Anteproyecto granja experimental Hoyo de Manzanares (Madrid)» que circula entre los vecinos y está firmado por un arquitecto colegiado. 

Finca Los Atillos, donde estaba prevista levantar el centro.
Finca Los Atillos, donde estaba prevista levantar el centro. Ignacio Encabo

«Nos hemos enterado hace un poquito más de 24 horas de que van a poner una granja experimental en un sitio cedido por el Ayuntamiento sin que nadie sepamos cuándo ha sido, por qué y de qué forma. Con un montón de whatsapps por medio, desde un secretismo absoluto y que además me afecta a mí directamente porque yo vivo aquí. Entonces se ha levantado una revuelta bestial», explica Cristina Coner, vecina de la urbanización Parque de las Colinas, ubicada al otro lado de la carretera de la finca Los Atillos, donde Saluvet proponía instalar la granja.

«Los Atillos es la única que podría acoger este proyecto porque es de titularidad pública y se les puede ceder, si el proyecto se lleva a cabo, si lo acepta la Comunidad de Madrid…», afirma el alcalde con todos los condicionales que desconocen sus vecinos y que muchos no escucharán porque el proyecto ha muerto.

Esta vecina, que reconoce que está en cuatro grupos vecinales de WhatsApp, tiene claros todos los inconvenientes medioambientales de la granja, pero reconoce no haber tenido ocasión de ver en detalle a qué se dedica la empresa. Otro vecino de Las Colinas, César Agudín, incide también en las mismas críticas, subrayando la desinformación de un Ayuntamiento que el lunes convocó la reunión informativa al ver al pueblo alarmado. Todo apunta a que la sesión llegó tarde.

Explotación ganadera cercana a Los Atillos.
Explotación ganadera cercana a Los Atillos. Ignacio Encabo

«Realmente lo que hemos recibido es una información sobre que se va a crear una granja de investigación de animales. Desconocemos exactamente lo que es y tampoco sabemos de dónde ha partido esta información. Pero, evidentemente, nos preocupa que a 500 metros de nuestra vivienda en esa zona protegida que no se puede edificar se vaya a crear una granja para el estudio de virus con animales. Todos los insectos que puede generar, toda la problemática…» 

Varios vecinos aseguran que el proyecto se iba a aprobar este miércoles, en un pleno del Ayuntamiento. Algo que desmiente el regidor y la propia oposición del Partido Popular. Para otros vecinos, el pueblo ya ha entregado la finca a la empresa, lo que tampoco ha ocurrido. Ahora que todos sabemos lo que son las enfermedades zoonóticas, las que saltan de los animales a los humanos, como el Covid o la viruela del mono, no es difícil imaginarse los temores de los vecinos.

Maqueta del Antepreoyecto Granja Experimental Hoyo de Manazares.
Maqueta del Antepreoyecto Granja Experimental Hoyo de Manazares.

Julián Carrasco señala a la oposición como causante de toda la confusión generada entre los vecinos porque la concejala portavoz del PP Victoria Barderas, «se maneja muy bien en redes sociales», según el alcalde. Barderas no se sorprende de la revuelta popular causada por la granja experimental; cuando nos atiende la recién elegida miembro del Comité Ejecutivo del PP de Ayuso no sabe que ya le ha ganado la partida al alcalde y al tripartito de PSOE, Podemos y Unidos por Hoyo, formación a la que pertenece el edil de medio ambiente sobre el que recae la responsabilidad de este embrollo.

«Lo que nos dimos cuenta es que nos faltaba información. Nosotros no protestamos y no queremos ir contra la ciencia ni contra la investigación, de la que estamos completamente a favor», afirma la edil popular. «Lo que sí que queremos es transparencia. Se ha llevado una opacidad absoluta ante este proyecto que, por lo visto, se llevaba más de un año manejando. El lunes nos enteramos en comisiones informativas de que había un expediente ya abierto. Nos ha enfadado muchísimo y nos ha molestado profundamente. Yo creo que por eso el pueblo está también tan molesto. Es que este equipo de gobierno había vendido mucho la participación ciudadana y en los últimos meses había creado unos foros llamados El Hoyo que tú quieres, en el que en ninguno de esos foros se le dio luz a este proyecto», asevera Barderas.

A las 14:17 de la tarde del martes, el Ayuntamiento comunicaba en Twitter que «la empresa del Centro de Investigación», había renunciado «a continuar con el estudio del anteproyecto en el municipio de Hoyo de Manzanares, ante las presiones recibidas». Los vecinos no tardaron en enterarse por Whatsapp de la victoria. Al final no era tan difícil informales. 

Te puede interesar

Comentar ()