El incendio con cuatro focos activos desatado este domingo en el monte de la localidad vizcaína de Balmaseda ha entrado esta tarde en «fase de control», aunque las llamas han alcanzado la provincia de Burgos, han informado a EFE fuentes de la Diputación Foral de Bizkaia.

El fuego, que aún no está controlado, ha afectado a una vivienda y varias más están en riesgo de ser alcanzadas por las llamas, y la Diputación de Bizkaia ha avisado a la Junta de Castilla y León de que el incendio ha alcanzado su territorio.

Trabajan en la extinción del fuego un total de 75 personas con 16 vehículos de la Diputación, junto a los Bomberos de cinco parques de Bizkaia con más de una treintena de efectivos, así como de la Diputación de Álava. Estos equipos de extinción centran su trabajo en la zona limítrofe entre Balmaseda y Zalla, donde existe el mayor riesgo para personas y bienes, según las mismas fuentes.

Las previsiones metereológicas apuntan a que amaine el viento en las próximas horas, lo que facilitaría los trabajos de extinción. El Gobierno Vasco ha activado este domingo el plan especial de emergencias por riesgo de incendios forestales en su «fase 0».

El centro de mando avanzado ha quedado instalado en el campo de fútbol de Balmaseda, y ante la intensa humareda provocada por el fuego, que afecta a distintos municipios de la márgen izquierda del Nervión y la zona minera de Bizkaia por efecto del fuerte viento, el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha aconsejado a los ciudadanos que cierren las ventanas.