Sociedad

Los médicos de Valencia también quieren ir a la huelga

Pancarta en una protesta de médicos.

Pancarta en una protesta de médicos. EP

Los médicos de Valencia, como los de otras comunidades autónomas, también quieren ir a la huelga para mejorar sus condiciones laborales.

De esta manera, el Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana ha presentado el preaviso de huelga para los días 17 y 18 de enero tras denunciar que la sanidad pública se ha «degradado hasta límites insospechados» y a la espera de que se establezca con «carácter urgente» una mesa de negociación que «evite el conflicto».

En el preaviso presentado este miércoles ante Sanidad, el secretario general del sindicato CESM CV declara huelga en todos los sectores públicos sanitarios dependientes de la Generalitat Valenciana, así como en los Consorcios del Hospital General Universitario de Valencia, y el Hospital Provincial de Castellón, informa Efe.

También del personal facultativo con nombramiento estatutario o contrato laboral, en los centros de trabajo de Atención Primaria y Hospitalaria, así como en el Servicio de Emergencias Sanitarias-SAMU y personal facultativo laboral en formación (MIR, FIR, BIR, PIR y QIR).

Máximo de 35 horas semanales

Los objetivos que pretende la huelga, según el preaviso, son el incremento de plantillas de médicos, «subsanando la marginación y el agravio comparativo con otras categorías profesionales en las sucesivas ampliaciones de personal sanitario tras el covid» o la prolongación de la actividad a partir de los 65 años de manera voluntaria automática para todo médico apto.

También reclaman la implantación de un máximo de 35 horas semanales en horario ordinario, la recuperación de la paga extra detraída en la crisis del año 2011, firmar un nuevo convenio de los laborales a extinguir, reducir la valoración de los conocimientos de valenciano en las distintas OPE, garantizar la formación continuada o un incremento retributivo lineal.

En Atención Primaria piden la creación de una Dirección General dirigida por personal médico, el control de agendas pro el profesional con un tope de 26 pacientes/día en medicina de familia y 20 en pediatría, la sustitución de todas la ausencias, incentivos por actividades extra, y garantizar la presencia de agentes de seguridad para evitar las agresiones, entre otras medidas.

En el caso de Atención Hospitalaria, aumentar el pago de las horas de guardia presencial obligatoria, regular las guardias localizadas, garantizar un máximo de 3 guardias presenciales, la desaparición de los contratos de guardia médica, o el derecho a la exención de guardias a partir de los 46 años.

Respecto a los médicos internos residentes (MIR), piden la constitución del nuevo foro autonómico, el incremento de la hora de guardia en la misma proporción a los adjuntos, un incremento retributivo lineal y el pago de desplazamientos.

En el escrito de preaviso piden establecer de forma conjunta con las administraciones sanitarias los servicios mínimos para que impliquen «el mínimo perjuicio para los usuarios» y el «derecho de los trabajadores públicos» y piden que, en el caso de los MIR, no se acuerden estos servicios mínimos al no ser personal de estructura de la Conselleria.

Grave deterioro

El sindicato, en un comunicado de prensa, ha denunciado el «grave deterioro de la sanidad pública», con «falta de profesionales médicos, colapso de los centros de salud y hospitales, listas de espera inasumibles, ausencia total de protección en agresiones a personal sanitario, condiciones de trabajo deplorables con jornadas interminables, servicios sin médicos, retribuciones tercermundistas, contratos basura…».

Recuerdan que en la reunión mantenida este martes con el conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, le expusieron la «situación insostenible que se está padeciendo por el colectivo médico en todos los niveles asistenciales».

Te puede interesar

Comentar ()