Salud

Atención Primaria en huelga: "Hemos llegado a ver a 55 pacientes en un día"

Miembros del sindicato Amyts, convocante de la huelga indefinida de médicos de Familia y pediatras de la Atención Primaria madrileña desde el pasado lunes, durante un tour de la precariedad.

Miembros del sindicato Amyts, convocante de la huelga indefinida de médicos de Familia y pediatras de la Atención Primaria madrileña desde el pasado lunes, durante un tour de la precariedad. EFE/ Daniel Gonzalez

«Yo necesito tiempo para que me cuente el paciente, para entrar en su historia y ver los problemas que ha tenido, para tocar, diagnosticar y tratar al paciente. ¿Se puede hacer en cinco minutos con seguridad y con calidad? Esto es lo que se tiene que plantear la población», explica Amparo Naranja médica de familia y representante de AMYTS el sindicato médico profesional que lidera la huelga que desde el lunes mantiene un pulso con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

¿Cuántos pacientes puede ver un médico de Atención Primaria en un día? La respuesta a esta pregunta es la clave del conflicto que pone en tensión a la sanidad pública madrileña en plena epidemia de bronquiolitis. El hastío de los médicos no ha podido esperar, tras dos años de covid, se sienten abandonados y con problemas con los pacientes a los que no pueden dar el servicio con calidad. 

Subidos en un autobús turístico los médicos en huelga condujeron ayer a los periodistas por varios centros de salud de la capital. «Queremos dar visibilidad a una situación que ha ido in crescendo en los últimos años y que, en los últimos meses a raíz de la pandemia, se ha magnificado; una situación en la que la atención primaria y en general, la sanidad pública, -en este caso la madrileña que es donde trabajamos- se encuentra en una situación de máximo deterioro, de máximo abandono por falta de presupuestación y sobre todo por una mala planificación en materia de recursos humanos y en materia de infraestructuras», afirma Miguel Ángel Sánchez Chillón, médico de familia y ex presidente del Colegio de Médicos de Madrid.

Médicos durante el Tour de la precariedad.
Médicos durante el Tour de la precariedad. R.O.

Las quejas se repiten en todos los médicos, mucha carga de trabajo que revierte en mala calidad del servicio, horas de espera en los centros y diagnósticos a contrarreloj. «Hace falta invertir y, sobre todo, falta cuidar el principal valor de la sanidad pública, en este caso madrileña, que son sus profesionales que están huyendo, se están marchando por maltrato y por unas condiciones laborales penosas», añade Sánchez Chillón.

Beatriz de Vitoria es médica de familia en un centro de salud de Tres Cantos que asegura que está muy bien dotado, pero ella tiene 34 años y contrato temporal. «Yo llevo trabajando desde que terminé la residencia hace más de cinco años y no tengo un contrato fijo desde entonces», nos cuenta a las puertas del centro de Salud de Malasaña donde está manifestándose con sus compañeras. «He llegado a ver agendas de cincuenta pacientes, ahora mismo estamos en unos 45 más o menos de media diaria. Algunos compañeros que tienen un pacientes mucho más mayores pueden llegar a ver hasta 50 y 55 al día», añade.

Tras siglos de prestigio y años de duros estudios nadie podría imaginarse que una carrera como la de Medicina pudiera -en el siglo XXI- tener empleos tan precarizados. Javier Torres, médico de 63 años del Centro de Salud Palma Norte en el centro de Madrid, recuerda que antes no era así. «Cuando empecé que te estoy hablando de el año 89 trabajaba en un centro de salud del sur que siempre tenían más gente y yo estaba viendo unos treinta pacientes máximo y eso, hoy en día, es un día de fiesta”, asegura. «La Sanidad de Madrid era la envidia nacional y hoy somos la cola», añade

La fuga de médicos de Madrid a otras comunidades y al extranjero. De 223 médicos de Familia que terminaron la especialidad en Madrid en 2021, sólo 11 decidieron  quedarse en la región. Este mes de junio 338 médicos de familia que terminaron su especialidad podían optar a las 197 plazas que ofrecía la Comunidad de Madrid y solo lo hicieron 59. 

La Sanidad de Madrid era la envidia nacional y hoy somos la cola

Pedro Torres, médico de familia

Beatriz de Victoria cuenta cómo son las condiciones de sus compañeros que han hecho las maletas al extranjero: «Tienen contratos prácticamente indefinidos desde el primer día, duplican o algunos triplican el sueldo que tenemos nosotros aquí. Fuera de España la especialidad de Atención Primaria está muy valorada y eso no ocurre en España. Cuando el médico de familia es la base del sistema sanitario y estamos muy poco apoyados», asegura.

La situación no es exclusiva de Madrid, si bien, según Sánchez Chillón, está agravada. El médico se defiende de las acusaciones de que su protesta tiene motivaciones políticas. «Invito a que cualquier político nos diga si -por ejemplo, delante de la Consejería de Sanidad el otro día- oyeron una sola consigna de tipo político. Sólo se oyó hablar de mejoras para los ciudadanos, mejoras para la que hoy es la estructura sanitaria y mejoras para los profesionales», asegura. 

El entendimiento entre la Consejería de Sanidad y el colectivo no ha llegado, ahora mismo no tienen a la vista reunión a la vista. La huelga continúa.

Comentar ()