Sociedad

¿Por qué es festivo el 8 de diciembre en España? ¿Qué se celebra?

Es uno de los festivos nacionales más esperados del año, muy cerca del Día de la Constitución, festivos que muchos españoles aprovechan para ocio y turismo

Un general del ejército español da la mano y entrega un galardón al patinador Javier Fernández en un acto homenaje de la Inmaculada Concepción, a 8 de diciembre de 2021, en Paracuellos del Jarama, Madrid, (España).

Un general entrega un galardón al patinador Javier Fernández en un acto homenaje de la Inmaculada Concepción, 8 de diciembre

Una fecha muy esperada en el año es el conocido como puente de diciembre, dado que se suceden dos días festivos muy seguidos: el 6 y el 8 de diciembre. Es importante recordar que estos días son festivos en todo el país, independientemente de la localidad o de la Comunidad Autónoma. El primero de ellos es el 6 de diciembre, Día de la Constitución Española, cuya celebración es muy importante. Pero, ¿por qué es festivo el 8 de diciembre?

El Día de la Constitución tiene mucha relevancia porque conmemora la aprobación de la carta magna por parte del pueblo español. Es decir, que simboliza la llegada de la democracia a España tras un periodo de dictadura que duró cuatro décadas.

El día 8 de diciembre se celebra el Día de la Inmaculada Concepción. Esta celebración, de carácter religioso, conmemora la concepción de la Virgen María. Dada la tradición católica de España, esto hace que sea festivo en todo el país.

Una fecha con dos siglos de antigüedad

Sería pertinente preguntarse si realmente la Virgen María fue concebida en esa fecha. La respuesta es que no. O al menos no con total certeza.

En el siglo XIX, el Papa Pío XI, decidió que el 8 de diciembre se celebrase el Día de la Inmaculada Concepción, en supuesta conmemoración de la concepción de la virgen. Sin embargo, esta fecha fue elegida porque son los 9 meses exactos antes del día 8 de septiembre, que es cuando se celebra el nacimiento de la Virgen María.

Esta fecha, la del nacimiento de la virgen, no está documentada tampoco, sino que también proviene de la tradición cristiana. Fue un día 8 de septiembre cuando se terminó la construcción de la Basílica de Santana Ana (madre de la Virgen María) en Jerusalén, en el siglo IV d.C. y de ahí viene la explicación de la elección de esta fecha.

La iglesia está erigida donde supuestamente vivieron los padres de la Virgen, Santa Ana y San Joaquín, y, por lo tanto, donde ella habría nacido en el siglo I a.C.

El 8 de diciembre, conmemoración bélica

La concepción de la virgen María no es el único acontecimiento importante del 8 de diciembre. También en ese día, en 1585, fue la Batalla de Empel. A raíz de dicha batalla, la Inmaculada Concepción fue nombrada patrona de los Tercios Españoles y, por lo tanto, de la infantería española.

En esa batalla ocurrió lo que se llamó “el Milagro del Empel”. En aquel entonces, los Tercios Españoles luchaban contra los ejércitos de las Provincias Unidas de los Países Bajos, enmarcada dentro de la guerra de los Ochenta Años.

La leyenda cuenta que en un momento muy delicado de la batalla para los españoles, un soldado encontró una imagen de la Inmaculada Concepción Virgen en una tabla flamenca tras cavar una trinchera. Entonces, el ejército montó un altar a la Virgen y le rezaron toda la noche.

A la mañana siguiente, el 8 de diciembre, el río Mosa amaneció congelado. Esto permitió a los españoles marchar sobre el hielo y atacar por sorpresa al enemigo. Tal fue la incredulidad ante tal suerte de los españoles que el almirante enemigo, Hohenlohe-Neuenstein, llegó a decir: «Tal parece que Dios es español al obrar tan grande milagro».

Tanto por las razones de tradición católica como las bélicas, relacionadas unas con las otras, el 8 de diciembre es festivo nacional en toda España. Junto al Día de la Constitución, dos días antes, forman el conocido puente de diciembre, las últimas fiestas antes de Navidad.

Te puede interesar

Comentar ()