Sociedad

Fundación Naturgy, 30 años de educación, acción social y divulgación

Compartir conocimiento rigurososo sobre energía y medio ambiente, favorecer la empleabilidad y combatir la vulnerabilidad energética son algunas de las prioridades de Fundación Naturgy. Hablamos con su directora, María Eugenia Coronado

Fundación Naturgy cumple 30 años de andadura justo cuando la transición ecológica y la situación geopolítica han puesto la energía en el centro del debate público. Su labor de formación y divulgación en esta materia y en medioambiente y sostenibilidad, así como sus proyectos de acción social para combatir la vulnerabilidad energética, resultan hoy más necesarios que nunca. Hablamos con su directora, María Eugenia Coronado, en vísperas de una de sus últimas iniciativas, un webinar organizado en colaboración con el capítulo español del Club de Roma sobre los resultados de la COP27 de El Cairo.

«Antes no teníamos una actividad divulgativa tan marcada, pero la transición energética ha determinado la necesidad de ir aportando conocimiento en esta materia y profundizar en temas como las renovables, el cambio climático o sus consecuencias en el funcionamiento de los mercados», explica Coronado, que lleva más de veinte años trabajando en Naturgy y dirige la Fundación desde 2019. Ese mismo año comenzaron a diseñar una actividad más intensa de informes y estudios. «Hacemos unas quince publicaciones anuales y esperamos seguir con este ritmo en la medida que sea necesario. Lo hacemos apoyándonos en expertos. Trabajamos con Deloitte, con PwC, con un referente como la Escuela de Regulación de Florencia o especialistas en temas de gas como Vaclav Smil. En cada caso buscamos a la persona idónea.

Pregunta.- También colaboran estrechamente con instituciones como el Real Instituto Elcano o IESE. El ciclo Energy Prospectives ya es todo un referente.

Respuesta.- Desde 2019 colaboramos con IESE y traemos tres veces al año a expertos relevantes y reconocidos para que hablen de un tema de interés y de actualidad. Hace pocas semanas, el Nobel de Economía Christopher Pissarides y el vicepresidente del BCE Luis de Guindos hablaron del impacto de la transición ecológica en el empleo y de las consecuencias del actual entorno energético en la inflación y las políticas financieras. Se trata de ofrecer conocimiento oportuno y accesible, que la gente pueda formarse una opinión sobre temas relevantes, de interés y de actualidad escuchando a los expertos. Aterrizar el conocimiento y acercar la energía de una manera amable.

Christopher Pissarides y Luis de Guindos, moderados por el profesor Jordi Canals.

P.- La educación es uno de los pilares del proyecto de la Fundación.

R.- Es una preocupación histórica. Cubrimos todas las edades, desde los más pequeños hasta estudiantes de ESO y Bachillerato. A través de nuestro programa intinerante y de los recursos educativos online para alumnos y docentes llegamos a unos 150.000 niños y jóvenes cada año. Queremos que puedan aprender sobre energía en términos actuales, que sepan qué son las energías renovables, pero también cuál es la vida útil de una instalación. Les conectamos con la realidad a la que se van a enfrentar y hacemos mucho énfasis en la innovación. A través del programa Efigy, alumnos de 3º y 4º de la ESO participan en un certamen tecnológico en el que diseñan algún tipo de innovación alrededor de la tecnología. Trabajar con ellos es muy fácil porque tienen la mente muy abierta, se vuelcan y siempre logran sorprendernos. Nuestro propósito es que se conecten con el mundo que les ha tocado vivir y también queremos promover las habilidades STEM en las niñas.

P.- Otro aspecto importante en materia educativa tiene que ver con la formación profesional.

R.- En los últimos años hemos visto la necesidad de ayudar a la empleabilidad de los jóvenes, y estamos trabajando intensamente con el Ministerio de Educación y ocho comunidades autónomas en el desarrollo de programas de formación profesional relacionados con la transición energética, los gases renovables, la digitalización de redes, la instalación y mantenimiento de placas fotovoltaicas o la asesoría energética para entornos vulnerables. Empezamos en 2018 con una formación y ahora tenemos ocho. Queremos consolidar estos programas y nuestro objetivo final es que después de completar su etapa formativa estos chicos puedan vincularse a un empleo de calidad que les permita afrontar su vida personal y profesional con las herramientas necesarias. Cerca de 35.000 jóvenes se han beneficiado en los últimos años de estas formaciones, y ahora estamos ayudándoles a conseguir prácticas a través de la compañía y de empresas contratistas de Naturgy. Además, con algunas comunidades autónomas como Castilla-La Mancha, hacemos formación directa con programas habilitados para ello. Por esta vía queremos crecer.

P.- La tercera pata de la actividad de la Fundación tiene que ver con la acción social. ¿Cuáles son las líneas de actuación en ese sentido?

R.- Desarrollamos la parte social del plan de vulnerabilidad de Naturgy acompañando a las familias que tienen una necesidad clara e identificada a través de tres planes de actuación: el fondo solidario de rehabilitación energética de viviendas, la Escuela de Energía y el voluntariado de la compañía, que es lo que hace que todo esto sea posible. 

P.- ¿En qué consiste la rehabilitación energética?

R.- Se trata de reparaciones rápidas de bajo coste que se realizan sin que las familias tengan que abandonar sus viviendas. Es un modelo pionero, que ha sido considerado como una de las mejores prácticas contra la pobreza energética realizadas en nuestro país. Llevamos más de 3.000 viviendas rehabilitadas. Empezó en 2018 como un estudio, que se tradujo en una publicación, y a continuación buscamos la manera de ponerlo en práctica. Ahí encontramos a las entidades del tercer sector, que son las que conocen las necesidades de las familias. Firmamos convenios con una veintena de ellas, como Cáritas, Cruz Roja o las fundaciones Hàbitat3 o Roure. Ellos entran en contacto con los usuarios y nosotros financiamos la rehabilitación y hacemos un acompañamiento posterior.

El fondo solidario de Fundación Naturgy ha facilitado la rehabilitación energética de más de 3.000 viviendas.

P.- Un acompañamiento del que forma parte la Escuela de Energía.

R.- Es una escuela sin paredes, una formación directa para estas y otras familias con la que les trasladamos hábitos de consumo, consejos de ahorro energético, les asesoramos con sus contratos, y si tienen derecho al bono social les ayudamos a hacer la gestión, independientemente de con quién tengan contratado el servicio. No atendemos a clientes de Naturgy, atendemos a personas.

P.- ¿Qué otros proyectos de acción social tenéis entre manos?

R.- Estamos trabajando con el Instituto de Transición Justa para identificar las nuevas oportunidades de empleo de las mujeres en el nuevo escenario energético. Y desde hace un año estamos explorando soluciones que vinculen la lucha contra la vulnerabilidad con las energías renovables, buscando simultáneamente el impacto social y el impacto ambiental. Ofrecemos instalaciones de autoconsumo a las entidades sociales. Nosotros asumimos el coste de la instalación de las placas fotovoltaicas, con la asesoría técnica de Naturgy, y ellos pueden destinar el ahorro que se genera a la ampliación de sus programas sociales o atender a más personas. Hasta ahora hemos realizado once proyectos que han beneficiado a unas 3.000 personas. Es una de nuestras líneas a consolidar.

P.- También hay varios proyectos vinculados al programa europeo de innovación Horizonte 2020.

R.- Son proyectos que buscan soluciones tecnológicas frente a la pobreza energética. SocialWatt busca contribuir al desarrollo de herramientas para la detección de consumidores vulnerables y de iniciativas que ayuden a paliar la vulnerabilidad a través de soluciones renovables. También participamos en EPIU, un proyecto liderado por el ayuntamiento de Getafe que pertenece al programa Urban Innovative Actions (UIA) de la Comisión Europea y pretende identificar y reducir la pobreza energética escondida. Se busca adicionalmente concienciar a la ciudadanía en materia de eficiencia energética.

María Eugenia Coronado, directora general de la Fundación Naturgy.

P.- La Fundación cumple treinta años con sus líneas de actuación consolidadas y ambición de llevarlas más lejos.

R.- Focalizando nuestra actividad y nuestros recursos donde más se necesitan. Y con energía renovada en este treinta aniversario, orgullosos de un bagaje muy positivo y satisfactorio.

Te puede interesar