El Ayuntamiento de Madrid ha alertado este fin de semana sobre la «falsedad documental y presunta estafa» de unas fotocopias que simulan ser sanciones de tráfico colocadas en los parabrisas de algunos vehículos en la capital. Según el Ayuntamiento, por ahora, se han detectado varias multas fraudulentas colocadas en vehículos del distrito de Carabanchel, en concreto en la calle Ontanilla.

El papel muestra un logotipo del Ayuntamiento en el encabezamiento, una presunta clave de infracción, hecho denunciado, precepto infringido, cuantía de la sanción, el importe con la reducción por pronto pago, un código QR y una referencia.

«El código remite a la web de pago de sanciones del Ayuntamiento sin que el receptor pueda realizar el abono. Además, la parte trasera de la multa fraudulenta está en blanco», explicó el consistorio madrileño.

Desde el Ayuntamiento se advierte de que «ningún boletín de denuncia de Policía Municipal, Agentes de Movilidad o controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) incorpora códigos QR».

Añadieron, para que los usuarios puedan detectar las mutas fraudulentas, que «además, en los boletines se incluyen otros apartados más detallados que los que se muestran en la falsa sanción».

Para la seguridad de los ciudadanos que se encuentren esta fotocopia en su vehículo, el Ayuntamiento advierte que, en ningún caso, se debe escanear dicho QR, ya que «cualquier notificación de sanción impuesta por agentes de la autoridad se envía por correo certificado o por la dirección electrónica vial».