La marca murciana Mevessa especialista en cosmética natural lanza al mercado una nueva línea de productos dónde se destaca la nueva mascarilla de tomate como el producto estrella de toda la colección.

En los tiempos que se están viviendo, donde las empresas deben desmarcarse para poder hacer frente a las consecuencias económicas dejadas por la pandemia de la COVID-19, la innovación y el emprendimiento se tornan imprescindibles.

A ello se le añaden también los cambios de hábitos en las personas, ahora más que nunca cuando el uso de mascarilla es vital, el cuidado de la piel y la higiene facial se ha convertido en un aspecto de alta importancia para hombres y mujeres.

Por eso Mevessa da un paso al frente y desarrolla una nueva gama de cosméticos naturales para cuidar el cuerpo y, en concreto, el rostro con la nueva mascarilla de tomate.

«Emprendiendo en tiempos de pandemia, velando por la salud y el bienestar, se lanza la mascarilla de tomate facial para mimar la piel en la zona de uso de las mascarillas protectoras», explican desde Mevessa.

*Desde los inicios de Mevessa, ambas fundadoras tenían claro que la mascarilla de tomate iba a ser el producto estrella de su línea de productos.

«Es un ingrediente clave, tiene un porcentaje altísimo de nutrientes, que, de forma tópica, pueden tener grandes beneficios ya que es rico en vitamina C, A, E, B6 y proteínas, entre ellas, el licopeno, un carotenoide con efecto antioxidante que protege de los radicales libres», argumentan desde Mevessa.

Como apasionadas de la cosmética natural, empezaron experimentando fórmulas caseras con tomate y tras ver como cada vez las mascarillas con este ingrediente se hacían más populares no dudaron en incluirlo en su nueva línea de cosmética natural por 26,90€.

El producto está orientado sobre todo a mujeres de entre 25 y 34 años, un target que engloba a todas aquellas mujeres millennials que se cuidan y lo comparten.

«Todo el que utiliza un producto Mevessa se siente integrado, cómodo y fortalecido por la naturaleza. A partir de ahora se verán con otros ojos, llenos de asombro, los tomates», argumentan las emprendedoras.