Deportes

Bartomeu, detenido por los Mossos en el caso 'Barçagate'

Josep Maria Bartomeu, durante la rueda de prensa en la que dimitió como presidente del FC Barcelona.

Josep Maria Bartomeu, durante la rueda de prensa en la que dimitió como presidente del FC Barcelona. EFE

Josep Maria Bartomeu, expresidente del Fútbol Club Barcelona, ha sido detenido esta mañana por los Mossos d’Esquadra por las investgaciones que se están efectuando acerca del caso Barça Gate, según ha informado la Cadena Ser y han confirmado desde la propia entidad. Junto a Bartomeu han sido detenidos Óscar Grau, que fue director general del club, y Román Gómez Pontí, responsable de los servicios jurídicos, además del directivo Jaume Masferrer.

Bartomeu se encuentra retenido en su domicilio, mientras Grau, Gómez y Masferrer permanecen retenidos en la sede del Club. Fuentes judiciales advierten de que la magistrada instructora ordenó la entrada y registro en el Club, de modo que las detenciones «pertecen a la esfera estrictamente policial». La operación policial llega a seis días de las elecciones en el Barça, de las que debe salir el sucesor de Bartomeu. Un proceso del que ya ha sido descabalgado su «sucesor» Emili Roussaud.

Registro en el Camp Nou

Agentes del Área Central de Delitos Económicos de la División de Investigación Criminal de los Mossos d’Esquadra están registrando durante la mañana de este lunes las oficinas del Fútbol Club Barcelona en el estadio del Camp Nou para recabar más información sobre el presunto caso de intento de desprestigio a jugadores y exdirectivos del club a través de las redes sociales.

En julio de 2020, la policía catalana ya entró en las oficinas del club para efectuar registros por este caso, conocido como Barçagate y adelantado por la Cadena Ser en febrero de 2020. La investigación nace con el pago de un millón de euros del FC Barcelona a la empresa ‘I3 Ventures’ -en cinco pagos de 198.000 euros para presuntamente saltarse el control interno del club- para monitorizar redes sociales.

El Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona está investigando el caso, bajo secreto de sumario, tras admitir a trámite la denuncia de la plataforma de aficionados ‘Dignitat Blaugrana’, por un presunto delito de administración desleal y corrupción por el caso de las redes sociales.

Algunas de las supuestas cuentas en redes sociales controladas por la empresa contratada por el club se dedicaban a criticar a jugadores en activo del club, como Leo Messi o Gerard Piqué o a expresidentes como Joan Laporta, ahora candidato a la presidencia en las elecciones de este domingo 7 de marzo junto al también afectado Víctor Font, y Toni Freixa.

Fruto de este caso, varios directivos, entre ellos el entonces vicepresidente y quien era considerado futuro ‘presidenciable’, Emili Rousaud, dimitieron de la Junta Directiva al estar en contra de las decisiones tomadas por el entonces presidente, ahora dimitido junto al resto de la Junta, Josep Maria Bartomeu.

Un año de investigaciones

La denuncia se presentó el pasado 14 de abril tras desvelarse los detalles de la contratación por parte del F. C. Barcelona de la empresa I3 Ventures, supuestamente para monitorizar en redes sociales la actividad en redes sociales asociada al Barça. Según desveló la Ser, sin embargo, cuentas asociadas a esta empresa se dedicaron a criticar a jugadores de la relevancia de Messi o Piqué, entre otros.

Según la investigación de los Mossos, el Club fraccionó los pagos a I3 en facturas de menos de 200.000 euros para no tener que someterlos a aprobación de la junta. La División de Investigación Criminal de los Mossos sostiene que el club habría pagado un sobresueldo del 600% con I3 Ventures, incumpliendo los controles internos de la entidad.

Auditoría interna

La directiva presidida por Bartomeu anunció una auditoría interna para dirimir responsabilidades tras estallar el escándalo. Una auditoria realizada por Price Waterhouse Coopers que absolvió a Bartomeu y su equipo, y concluyó que el club no tenía relación con las cuentas en redes críticas con sus jugadores y avaló el precio pagado por el Barça a los servicios de I3Ventures.

Bartomeu utilizó en su momento esa auditoría interna para desvincularse del affair, pero no convenció a los perjudicados. Tanto Messi como Piqué han seguido siendo muy críticos con su gestión, y el enfrentamiento con el 10 del Barça fue uno de los detonantes de la dimisión de la directiva, forzada a ceder los mandos del club a una gestora tras la negativa de la Generalitat a amparar el aplazamiento de las elecciones, fijadas finalmente para el próximo domingo.

Te puede interesar

Comentar ()