Deportes

Djokovic noquea a Nadal en un partido memorable y le aparta de la final de Roland Garros

El español sufre la tercera derrota de su carrera en la tierra batida de París y se queda a las puertas de su décimo cuarta final de Roland Garros

Djokovic celebra un punto en la semifinal de Roland Garros ante Rafael Nadal

Djokovic celebra un punto en la semifinal de Roland Garros ante Rafael Nadal EFE/EPA/YOAN VALAT

Tenía que ser Novak Djokovic. Quién si no. El serbio, el tenista que más ha maltratado a Rafael Nadal, lo volvió a hacer. En un encuentro soberbio, cuatro horas y 11 minutos de una exigencia agotadora, tumbó al español por 3-6, 6-3, 7-6 (7-4) y 6-2 en las semifinales de Roland Garros.

La presión de jugar aquí con Nadal es de otro nivel. Ganarle en su pista es muy especial»

Novak Djokovic

No es una derrota cualquiera para Nadal. Es su primer tropiezo en unas semis de París, donde perseguía su décimo cuarto título y el récord absoluto de 21 Grand Slam. Es apenas el tercer partido que pierde el español en toda su carrera en Roland Garros. Trece títulos, 106 victorias y tres derrotas aparecen en su casillero parisino.

Para Djokovic, claro está, tampoco es un triunfo más. Ganar a Nadal al mejor de cinco sets sobre tierra batida era algo que solo han conseguido hasta ahora dos personas. El primero fue el sueco Robin Soderling en 2009 y el segundo, Djokovic, que venció al balear en 2015 y repite ahora machada. Y eso que empezó hoy el partido con un 5-0 en contra. Cualquier tenista desiste, sucumbre en esa situación ante Nadal, el rey de la tierra, el trece veces campeón, el hombre que ha hecho que perder un set sea noticia.

Djokovic-Tsitsipas, la final del domingo en París

Pero por algo Djokovic ha ganado 18 Grand Slam y ha vencido a Nadal en 30 de los 58 duelos que han disputado. Para tener opciones frente al español en París, no digamos para ganarle, hay que hacer un tenis perfecto, sin el casi. Eso hizo Nole hoy antes unos 5.000 afortunados que contemplaron la exhibición en la Philippe Chatrier.

«¿Los tenistas jugamos al mismo deporte que ellos dos?», se preguntaba en Twitter el argentino Diego Schwartzman, que cayó en cuartos ante Nadal, durante el espectáculo del tercer set. La respuesta al tuit de Schwartzman es obvia: desde luego que no. Salvo contadas excepciones, el tenis de Nadal y Djokovic está en otra dimensión y el nivel que mostraron hoy poco tiene que envidiar al de cuando eran unos veinteañeros.

Ahora, con Federer, son los veteranos del circuito. Pero siguen siendo los que mandan. Stefanos Tsitsipas, que se deshizo antes de Alexander Zverev por 6-3,6-3, 4-6, 4-6 y 6-4, seguro que se lo pasó bien desde la habitación del hotel viendo la final. Ahora el griego es lo único que separa a Djokovic de su Grand Slam número 19, con el que se colocaría a tan solo uno de Nadal y Federer. Palabras mayores.

Un set point que lo cambia todo

El momento clave del encuentro quizás estuvo al final del tercer set, cuando Nadal tuvo un set point al resto que Djokovic salvó con una dejada. El balcánico ganó después el tie break para cerrar el parcial en 97 minutos. Era un Everest lo que tenía Nadal ya por delante, con un Djokovic crecido y la certeza de que para ganar había que pelear un par de horas más.

Reaccionó Nadal en el inicio del cuarto set, pero Djokovic estaba colosal y las piernas del español ya no daban para mucho más. La presión de jugar aquí con Nadal es de otro nivel. Ganarle en su pista es muy especial», dijo Nole todavía en la pista. Tenía que ser Djokovic. Quién si no.

EFE/EPA/YOAN VALAT EFE/EPA/YOAN VALAT

Te puede interesar

Comentar ()