Tokio 2020

Deportes TOKIO 2020

Maialen Chourraut ya es leyenda: conquista su tercera medalla olímpica

La española Maialen Chourraut celebra en el podio tras recibir la medalla de plata en kayak

La española Maialen Chourraut celebra en el podio tras recibir la medalla de plata en kayak EFE/ Enric Fontcuberta

Es un abrazo que se hace eterno. Tras esperar diez minutos en el podio provisional viendo bajar rivales por el agua, finalmente se confirma. Maialen Chourraut es plata en los Juegos Olímpicos de Tokio y se funde en un abrazo con Xabi Etxaniz. Su entrenador, su marido, su confidente. A miles de kilómetros, su hija, Ane, en casa, brincando seguro mientras ve a su madre por la tele triunfar otra vez.

«¡Aúpa Ane!», dice Chourraut, de 38 años. «Y aúpa toda la familia que está con ella apoyándola, porque es duro estar a tantos kilómetros de tus padres», añade con la voz entrecortada por la emoción nada más conquistar su tercera medalla olímpica en el eslalon K1. Fue bronce en Londres 2012, después fue madre, se colgó el oro en Río y ahora la del único color que la faltaba, la de plata. En Río sí estuvo Ane, pero la pandemia ha impedido que esté en Tokio.

La bajada en la ronda final fue casi para enmarcar. Ninguna penalización y el mejor tiempo en meta hasta el momento, 106,63 segundos. Pero faltaban por bajar las mejores, las más rápidas. Sólo la superó la alemana Ricarda Funk, oro con un cronómetro de 105,5 segundos, mientras que el bronce ha sido para la australiana Jessica Fox.

Un chapuzón para celebrarlo

«Lo he pelado tanto en los últimos cinco años que no me lo termino de creer», dice Chourraut. Ese «peleado tanto» se refiere a la eterna búsqueda de una nueva piragua después de que la Federación Internacional cambiara el reglamento tras Río 2016. Probó hasta 25 piraguas diferentes hasta que a principios de este año dio con la clave.

Metido en esa búsqueda sin descanso estuvo también Xabi Etxaniz, la primera persona que se acercó a la medallista nada más confirmarse el podio. Fue un abrazo sin palabras, con mascarilla, pero que lo decía todo. Asegurado ya el metal, un miembro de la organización emplazaba a la piragüista hacia el podio. Pero ella quería un chapuzón.

«No, no, I am going to the water» («No, no, que me voy al agua»), le dijo al japonés, que esperó amablemente al baño de la subcampeona, que también recibió la felicitación de Ander Elosegi, octavo el lunes en C1.

Con esta medalla, Maialen Chourraut entra de lleno en el grupo de los mejores deportistas olímpicos de España. Es la décimo quinta atleta que gana tres medallas o más en la cita deportiva más importante del mundo. Un grupo en el que están David Cal (5), Saúl Craviotto (4), Mireia Belmonte (4), Joan Llaneras (4), Arantxa Sánchez Vicario (4), Andrea Fuentes (4), Gervasio Deferr (3), Pau Gasol (3), José Manuel Calderón (3), Rudy Fernández (3), Juan Carlos Navarro (3), Lidia Valentín (3), Conchita Fernández (3) y Herminio Menéndez (3).

El de Chourraut es el tercer metal para España en los Juegos de Tokio tras la plata de Adriana Cerezo en taekwondo y el bronce de David Valero en mountain bike.

Te puede interesar

Comentar ()