Tokio 2020

Deportes TOKIO 2020

La herida olímpica de Djokovic no sutura: adiós al "golden slam"

"Es un día terrible", dice el serbio tras perder la semifinal de singles y la de dobles mixtos en apenas unas horas | Mañana se enfrentará al español Carreño por el bronce

Novak Djokovic se lamenta durante las semifinales de los Juegos ante Zverev

Novak Djokovic se lamenta durante las semifinales de los Juegos ante Zverev Marijan Murat/dpa

Era una oportunidad de oro, nunca mejor dicho. Pero Novak Djokovic ha vuelto a quedarse sin esa ansiada medalla olímpica dorada, el único gran título que le falta en las vitrinas. Era casi una obsesión, una meta hacia la que caminaba imparable en los Juegos de Tokio hasta que se ha topado en las semifinales con Alexander Zverev.

Un revés paralelo del alemán a las 18:52 horas de Tokio, ya de noche, ha sepultado a Djokovic por 1-6, 6-3 y 6-1 y ha hecho añicos el sueño del número uno, que ve alejarse otra vez el oro olímpico. Tendrá que esperar por lo menos tres años más, a París 2024, cuando tendrá ya 37 años. «Ha sido un día duro, durísimo. Me siento terrible ahora mismo», ha señalado Djokovic al final de la jornada, después de perder también las semis del dobles mixto. (Consulte el calendario completo de los Juegos Olímpicos de Tokio)

Djokovic consiguió el bronce en Pekín 2008 tras perder con Rafael Nadal en semifinales, fue cuarto en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016 cayó contra todo pronóstico en la primera ronda. Todo parecía indicar que Tokio era la cita perfecta. Sin Nadal, sin Roger Federer y con el serbio llegando en uno de los mejores momentos de su carrera.

Steffi Graf seguirá siendo la única con el «golden slam»

En este 2021 ha sido campeón en Australia, en Roland Garros y en Wimbledon, donde igualó los 20 Grand Slam de Nadal y Federer. El indiscutible número estaba la posición de conseguir lo que ningún hombre ha conseguido, el «golden slam»: ganar los cuatro Grand Slam y el oro olímpico en un mismo año. Solo lo ha logrado una mujer, la alemana Steffi Graf en 1988.

Nadal, Andre Agassi y Serena Williams son los otros tres tenistas junto a Graff que sí han cerrado el llamado «career golden slam»: ganar los cuatro grandes y el oro olímpico en algún momento de su carrera. Djokovic todavía podría conseguirlo, pero todo indica que no volverá a tener una oportunidad como la que ha desperdiciado en Tokio.

Criticado por muchos por decir que «la presión es un privilegio» tras el paso al costado que dio Simone Biles por sus problemas de salud mental en la gimnasia artística, Djokovic no resistió hoy el pulso ante Zverev cuando lo tenía todo de cara.

Porque se plantó en semifinales sin pestañear, sin ceder un set, con 22 victorias seguidas en la mochila y ante Zverev parecía tenerlo todo controlado cuando se llevó el primer set por 6-1. Pero el alemán, capaz de lo mejor y de lo peor, reaccionó para acabar maltratando a Djokovic en la pista de tenis del Ariake.

Horas después, la tortura continuó, porque el serbio volvió a salir a la cancha junto a Stojanovic para la semifinal del dobles mixto y la volvió a perder. Mañana peleará por el bronce contra el español Pablo Carreño, mientras que Zverev se enfrentará el domingo al ruso Karen Khachanov en la final.

Te puede interesar

Comentar ()