Rafael Nadal ha asegurado que seguirá luchando para buscar una solución a la lesión crónica que tiene en el pie izquierdo, dando así por hecho que no se retirará tras ganar este domingo su décimo cuarto título de Roland Garros.

Durante los últimos días, el español de 36 años ha dejado caer en varias ocasiones que Roland Garros podría ser el último torneo de su carrera debido a la lesión que sufre en el pie izquierdo desde 2005 y que no le permite entrenar al cien por cien. Sin embargo, en su discurso de la Philippe Chatrier anunció que lo seguirá intentando.

«No sé lo que pasará en el futuro, pero voy a seguir luchando para intentar seguir«, dijo el tenista balear tras vencer a noruego Casper Ruud por 6-3, 6-3 y 6-0 en la final de Roland Garros.

«Para mí personalmente es muy difícil describir los sentimientos que tengo ahora mismo. Jamás pensé que iba a tener 36 años, que iba a ser competitivo de nuevo y que volvería a jugar otra final en la pista más importante de mi carrera. Significa mucho para mí y me da mucha energía para intentar seguir», añadió el campeón de 22 Grand Slam.