Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022 Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022

Deportes

Modric y la gran generación croata cierran el Mundial con otro podio histórico

Jugadores de Croacia celebran un gol a Marruecos en el partido por el tercer y cuarto puesto del Mundial de Qatar

Jugadores de Croacia celebran un gol a Marruecos en el partido por el tercer y cuarto puesto del Mundial de Qatar EFE

El partido que en principio nadie quiere jugar pero que una vez aquí todos quieren ganar para redondear una actuación más que meritoria en un Mundial. En este caso ha caído del lado europeo. Tanto para Croacia como para Marruecos, se trata de un papel histórico. Del lado croata uno más, el segundo consecutivo después del subcampeonato en Rusia 2018, mientras que para los africanos ha sido su mejor participación de siempre.

La generación de Luka Modric, Vida, Lovren y compañía, ya leyendas de Croacia, cierran su ciclo como internacionales con un tercer puesto que ni los más optimistas vieron venir, pero que es un hito más en una carrera impecable. Precisamente junto a Marruecos, Croacia quedó encuadrada en el que después se ha destacado como grupo de la muerte, con Bélgica y Canadá. Marruecos y Croacia han sorprendido al planeta fútbol -aunque lo de Croacia cada vez sorprende menos- y han conseguido colarse entre las cuatro mejores selecciones del mundo.

El choque fue muy distinto al 0-0 que firmaron Croacia y Marruecos en su debut en el Mundial. El panorama era radicalmente diferente, ya que los dos conjuntos habían cumplido más que de sobra las expectativas y parecía la hora de disfrutar. Así arranco el encuentro, con dos goles en 10 minutos, uno para cada equipo, que hacía presagiar que Croacia y Marruecos se darían un homenaje en el Internacional Khalifa.

Croacia se adelantó gracias a una jugada de pizarra magnífica que culminó Gvardiol con un poderoso remate en plancha para encumbrar un Mundial en el que se ha destacado como uno de los mejores defensores. La alegría duraría poco en el bando balcánico. También en una falta, Dari cazó un balón suelto y puso el empate a los 9 minutos de juego.

Después de este entretenidísimo comienzo, las pulsaciones de la final de consolación bajaron y el partido atravesó un tramo con muy poca actividad en las áreas. Con los jugadores con la cabeza más en el descanso que en el choque, Orsic sacó a relucir su magia y con una rosca endiablada puso el 2-1 definitivo.

El descanso arrebató la intensidad y el brillo que sí hizo acto de presencia durante los primeros 45 minutos. Buena parte de la segunda parte estuvo marcada por los parones que se produjeron como consecuencia de las lesiones que golpearon a Croacia y Maruecos después del altísimo nivel de estrés físico soportado durante el torneo.

Los últimos 15 minutos devolvieron la emoción al partido por el tercer puesto. Un carrerón de área a área de Gvuardiol que acabó con el defensor en el suelo tras un contacto con Amrabat agitó el final. Marruecos apuró sus opciones y en las botas y la cabeza de En Nesyri tuvo las dos ocasiones más claras para mandar el encuentro a la prórroga. Livakovic se hizo enorme y desbarató el intento del delantero del Sevilla FC a apenas tres metros de la línea de gol, mientras que el remate de cabeza del marroquí rozó el larguero en la última jugada.

El tercer puesto de Croacia supone la última participación en un Mundial de nombres como Luka Modric, Vida, Lovren y probablemente Perisic. La base de la selección balcánica es la misma que acabó segunda en Rusia hace cuatro años, aunque ya no cuenta con figuras como Rakitic, Subasic o Mario Mandžukić, precisamente este último forma parte del equipo técnico de Zlatko Dalić. La antorcha queda en manos de futbolistas más jóvenes como Gvuardiol, Livakovic, Kovacic, Brozovic, Stanisic o Majer, ya consagrados en la selección de Croacia pero con el díficil papel de continuar la saga de éxitos de sus predecesores.

Te puede interesar

Comentar ()