Una patrulla de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Elizondo ha denunciado este domingo, sobre las seis de la tarde, a un camionero de 45 años, de nacionalidad rumana y domicilio en Granada, por conducción temeraria. Los alertantes han contado lo sucedido y han aportado la grabación de este impactante vídeo que ha sido publicado este pasado domingo en Navarra.com

En las imágenes se puede escuchar a una de las jóvenes que grita que el camión “se acerca mucho”. Después el propio Antonio es el que pide que avisen a la policía y en ese momento se escucha la conversación de la mujer que advirtió a las autoridades de lo ocurrido.

«Voy supernerviosa por la carretera, porque hay un camión grande que me está metiendo el morro y me está tocando la bocina y se me está tirando encima. Voy con dos niñas y voy muy nerviosa. Se me está saliendo el corazón», les dice a los agentes.

Los agentes le han sancionado con una multa de 500 euros y 6 puntos por conducción temeraria

El camionero circuló varios kilómetros presionando a otros vehículos para que circularan más deprisa, por lo que los agentes le han sancionado con una multa de 500 euros y 6 puntos por conducción temeraria. Según ha indicado el conductor solamente le quedaban dos puntos por otras denuncias anteriores, y desde Policía Foral han recordado que es un tema que se quejan bastante los vecinos de la zona.

La familia acosada por el conductor del camión en la N-121-A ha roto su silencio en televisión y ha concedido una breve entrevista al programa de Antena 3, Espejo Público: “Supongo que le molestó que fuera al límite de lo que tenía que ir en esa carretera”, ha señalado el hombre que se dirigía junto a su familia y amigos al señorío de Bertiz.

“En el primer túnel nos acosó más, pero estábamos en shock y no pudimos grabarlo”, ha especificado antes de relatar que como consecuencia del hostigamiento realizado por el camionero, de origen rumano pero afincado en Granada, tuvo que sobrepasar los 90 kilómetros por hora y saltarse un radar.

“Acto seguido vino otro túnel y actúo igual”, ha incidido Antonio para después relatar el calvario que esta familia vivió durante más de cuatro minutos que han quedado registrados en una grabación móvil que la propia niña de 14 años realizó desde la parte anterior del vehículo.