Una niña de cinco años ha perdido la oreja derecha tras ser atacada por un perro en la localidad valdesana de Barcia, en AsturiasA la menor, que pasó tres semanas ingresada en el hospital, le han quedado graves secuelas psicológicas, según informa El Comercio.

Los hechos se remontan al pasado 21 de febrero, cuando la menor jugaba al balón a las puertas de su casa mientras su madre y abuela hablaban con una vecina que llevaba un labrador atado con correa. Según explica la madre, el perro, en un momento dado, pegó un tirón y se abalanzó sobre el cuello de su hija, que apenas pudo reaccionar y trató de cubrirse la cabeza con los brazos.

Tanto la madre como la abuela lograron quitarle al perro de encima, que mordió parte de la oreja derecha de la niña y «le atravesó el cráneo con sus colmillos». A causa de estas heridas, la pequeña fue trasladada al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde la intervinieron «para quitarle el resto de la oreja por necrosis», relata la familia al periódico.

La familia ha criticado que la dueña del labrador haya paseado al perro tras el incidente. Finalmente, un veterinario declaró a la mascota como perro potencialmente peligroso y fue sacrificado porque su dueña estaba incapacitada para tener el animal.