La gota fría que arrasa buena parte del sureste del país se ha cobrado ya sus dos primeras víctimas mortales en la localidad albaceteña de Caudete y está dejando importantes destrozos e inundaciones en Murcia, Valencia, Alicante y Almería, donde permanece activa la máxima alerta por las fuertes tormentas y precipitaciones.

Prueba de la dureza del temporal se ha vivido en Orihuela (Alicante), donde decenas de vehículos han quedado atrapados por la anegación de gran cantidad de agua, colisionando unos con otros y quedando prácticamente enterrados.

El temporal está dejando lluvias de más de 300 litros por metro cuadrado. En Valencia se ha desbordado el río Clariano a su paso por Ontinyent, motivo por el que se ha tenido que rescatar a varias personas que habían quedado atrapadas y cientos de miles de alumnos continúan sin clase en Murcia, Alicante y Valencia.

«Lo peor está por llegar»

El delegado de la AEMET en Murcia, Juan Esteban Palenzuela, ha reconocido este jueves 12 de septiembre que «lo peor está por llegar», así lo indicaba el aviso de Meteorología «para esta tarde, noche y madrugada».

Palenzuela, que realizaba estas declaraciones tras la reunión de todos los organismos de la Administración General del Estado por el aviso rojo por lluvias en la Región, ha asegurado que «Murcia puede ser una de las localidades más afectadas y de la costa, Cartagena, San Javier, la zona de Águilas y Mazarrón, «pero no podemos precisar con detalle», son estimaciones, ha enfatizado.