Ocho personas han resultado heridas este sábado en un atropello múltiple en Reus (Tarragona), en el que una conductora ha perdido el control del vehículo y ha accedido a la zona de peatones de la plaza del Nen de les Oques, y tres de las ocho personas heridas en el accidente han sido trasladadas en estado grave a centros hospitalarios, según el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Los cuerpos de emergencias han recibido el aviso a las 12.30 horas, han trasladado a siete de los heridos al hospital Sant Joan de Reus y uno al Joan XXIII de Tarragona, han informado fuentes de la Policía Local a Europa Press.

Nueve unidades terrestres y un equipo de psicólogos del Servei d’Emergències Mèdiques se han trasladado al lugar, informan en un tuit. Los heridos en peor estado, según el SEM, han sido trasladados a los hospitales Sant Joan de Reus y Joan XXIII de Tarragona, mientras que los demás han sido atendidos en el centro de atención primaria Sant Pere.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, se ha personado en el lugar de los hechos al tener conocimiento del accidente, donde ha confirmado a los medios de comunicación que el suceso ha tenido lugar cuando una conductora de edad avanzada ha perdido el control de su vehículo y ha atropellado a las personas que se encontraban en el paso de peatones de la confluencia de la plaza Nen de les Oques con el paseo de Sunyer.

Pellicer ha incidido en el número de heridos al tratarse de un atropello múltiple ocurrido en la mañana de un sábado, en las inmediaciones del mercado central de Reus.

El alcalde ha explicado que ahora se investigarán las causas por las que la conductora ha perdido el control del vehículo, y que uno de los heridos se encuentra en estado más grave que los demás.

Pellicer ha agradecido la colaboración de los vecinos en los primeros minutos del siniestro, así como el trabajo de los equipos de emergencias, que han actuado, ha precisado, «con rapidez».

En el lugar del siniestro, según fuentes de diversos servicios de emergencias, han trabajado nueve unidades del SEM, que además ha activado a su equipo de apoyo psicológico, cuatro dotaciones de los Bomberos de la Generalitat, diversas patrullas de los Mossos y agentes de la Guardia Urbana de Reus.