Un tribunal del Estado de Gales en Reino Unido ha declarado no culpable de asesinato a un hombre que estranguló con un cordón a su esposa durante las cinco primeras jornadas del confinamiento por Covid-19. Este pasado lunes presentó ante la tribuna su testimonio justificando que cometió el este crimen machista ya que «la pandemia» le hizo estallar.

Según recoge The Daily Mail Anthony Williams, de 70 años, estranguló a su esposa Ruth, de 67 empleando el cordón de su bata. Los hechos han ocurrido en Cwmbran, al sur de Gales. La BBC también expone que el asesinato tuvo lugar el 28 de marzo de 2020 y llevaban 46 años juntos. La corte galesa escuchó como Williams, un trabajador de fábrica que se había jubilado, entró en una depresión después de dejar de trabajar.

A pesar de reconocer el crimen, admitió que fue un homicidio involuntario por disminución de la responsabilidad. Los miedos a la pandemia y el temor a este contexto le hicieron derrumbarse. El jurado del tribunal de Swansea también escuchó la llamada al 999 del propio Williams. En la escucha se puede apreciar al jubilado galés decir: «Está muerta, la maté, tuvimos una discusión y la estrangulé. Tienen que venir de inmediato».