Un hombre ha sido detenido por maltratar a su hija menor de 13 años de edad en el barrio de Usera (Madrid). La detención tuvo lugar el pasado miércoles, ya que la joven envió un mensaje de WhatsApp a su hermana. «Papá me pega y abusa de mí», decía textualmente. En este sentido, la hermana de 20 años llamó al centro escolar en el que la niña estudia.

Fue su director quién aviso a Policía Nacional y a la Policía Municipal para que investigasen la veracidad de dicha confesión. Agentes de las Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Brigada de Policía Judicial acudieron rápidamente a la vivienda donde vivía con el padre. La niña confesó que su progenitor la golpeaba frecuentemente con una barra de hierro, un palo, zapatos y otro tipo de herramientas. También confirmó que sufría abusos sexuales.

El hombre, de 45 años de edad, fue detenido y acusado de un delito de malos tratos familiares. La niña fue ingresada en el Hospital Niño Jesús para practicarle una exploración donde se demostró que no había sufrido dichos abusos sexuales, pero sí malos tratos desde el pasado año 2015. Ha sigo acogida por su tía y nunca se atrevió a denunciar por miedo a represalias ya que amenazaba con matarla si hablaba con su entorno.