La Policía ha detenido a una mujer que hirió en el cuello e inmovilizó a una doctora de un centro de salud de Palma de Mallorca a la que obligó bajo amenazas a extenderle la receta de un medicamento.

Según ha informado la Conselleria de Salud, que ha condenado la agresión y ha convocado una concentración de repulsa este mediodía, los hechos se produjeron este martes, cuando la paciente acudió al centro de salud de Arquitecte Bennàzar para ser atendida de urgencia, informa Efe.

Tras ser explorada por la doctora, le exigió que le recetase un determinado medicamento, lo que la médica rechazó porque no era adecuado desde el punto de vista clínico.

Amenazas

Entonces la mujer la insultó, le clavó un objeto en el cuello, la inmovilizó y la obligó bajo amenazas a recetarle la medicina que quería.

Además de las heridas del cuello, la doctora, que es coordinadora del centro de salud, tuvo que ser atendida de diversas contusiones.

Tras recibir el aviso desde el ambulatorio, la Policía localizó y detuvo a la presunta agresora.

En un comunicado, la Conselleria de Salud expresa su repulsa ante «cualquier agresión, verbal o física, a los profesionales del sistema sanitario público» y señala que se ha activado «el protocolo previsto en estos casos para ofrecer asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico a la profesional afectada».

«Desde la reforma del Código Penal (marzo de 2015), el personal del sistema sanitario público tiene la consideración de autoridad pública y prevé una pena de hasta cuatro años de prisión para el agresor. El Servicio de Salud exigirá el máximo rigor en la aplicación de la ley», indica el departamento que dirige Patricia Gómez.