La División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional detuvieron este jueves en Tarragona a un caporal de mossos en excedencia y a tres personas más por presuntamente revender material incautado de plantaciones de marihuana.

Dos de los detenidos son empresarios de recuperación de metales de Tarragona y Viladecans (Barcelona) que apoyaban intervenciones judiciales para desmontar plantaciones, y los otros dos son trabajadores de la empresa de Tarragona -entre ellos, el mosso en excedencia-, han detallado los cuerpos policiales en un comunicado este jueves.

La investigación se inició a raíz de la información relacionada con una empresa de Tarragona que «se estaría dedicando a la venta del material intervenido judicialmente» cuando los agentes desarticulaban plantaciones de marihuana.

Esta empresa era requerida en los operativos para «apoyar las intervenciones judiciales», y se encargaba de desmontar las plantaciones, recoger los sistemas de aires acondicionados, luces térmicas y paneles LED y los trasladaba a naves para que el juez autorizara su destrucción.

La investigación corroboró que el material recogido por esta empresa «se vendía y distribuía a terceras personas» y que si, constaba la orden de destrucción del material, falsificaban el acta, llegando a obtener un gran beneficio económico.

Los agentes comprobaron que esta empresa contaba con una nave específica separada del resto en la que los responsables almacenaban el material y realizaban las ventas a otros clientes, en muchos casos, otros cultivadores de marihuana.

Realizaron cuantro entradas y registros en naves industriales de Tarragona y un domicilio de Cunit (Tarragona), en las que se localizó material intervenido: 400 aires acondicionados, 850 paneles de luces alógenos, 130 paneles de luces LED, más de 3.200 balastros sin foco y otro material para cultivar marihuana.

Tres mossos detenidos por malversación

En una pieza separada de la investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus (Tarragona), la DAI detuvo este martes a tres mossos en activo en Tarragona, como presuntos autores de los delitos de malversación y falsificación de documento oficial.

Los detenidos supuestamente se habían quedado dinero procedente de una intervención policial en la que habían participado y que deberían haber entregado a la autoridad judicial.

Uno de ellos también está detenido por un presunto delito de revelación de secretos, ya que presuntamente extraía información de las bases de datos policiales y las utilizaba para avisar de los dispositivos policiales contra el tráfico de drogas a personas relacionadas con el crimen organizado.