Unas 1.700 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado este viernes en Barcelona contra las muertes de migrantes al intentar saltar la valla de Melilla la semana pasada.

La manifestación ha empezado sobre las 19.30 horas ante la Delegación del Gobierno en Catalunya, ubicada en la calle Mallorca de Barcelona, y ha terminado en la plaza Idrissa Diallo, que lleva el nombre de un joven que murió tras su paso por el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca.

La marcha, que ha pasado por la Via Laietana -donde se ubica la Jefatura Superior de Policía-, ha estado encabezada por pancartas con los lemas ‘Las vidas negras importan’ y ‘Contra la masacre de Melilla’.

‘No son muertes, son asesinatos del colonialismo europeo’, según otra pancarta que ha abierto la manifestación, participantes de la cual han coincidido en avanzar al grito de ‘No son muertes, son asesinatos’.

Manifestantes han llevado carteles con mensajes como ‘Todas las vidas importan’ y con fotografías de jóvenes negros y siluetas, en una convocatoria impulsada por colectivos sociales y de migrantes de Melilla en diversas ciudades de forma coordinada.