Sucesos

Noche de violencia en las fiestas de Alcalá de Henares

Disturbios en las fiestas de Alcalá de Henares.

Disturbios en las fiestas de Alcalá de Henares. TELEMADRID

La localidad madrileña de Alcalá de Henares ha vivido una noche de violencia en sus calles este sábado por la noche en las últimas horas de sus fiestas patronales.

Las fiestas de Alcalá de Henares acabaron anoche en una tremenda batalla campal que se inició con una pelea en una de las casetas y que se saldó con cuatro agentes de la Policía Nacional heridos por policontusiones, un detenido por un delito de desórdenes públicos, furgonetas destrozadas y contenedores quemados, han informado a Europa Press fuentes policiales y municipales.

El recinto ferial se tuvo que clausurar cerca de las 4.00 de la madrugada por una pelea multitudinaria.

Tras el desalojo los altercados se han trasladado a la Plaza de la Juventud y calles aledañas de este municipio madrileño, como la avenida de Lope de Figueroa, donde se han producido cargas de los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y se ha producido la quema de varios contenedores, han señalado a Efe vecinos de la zona.

Los graves altercados que causaron el pánico a los vecinos tienen su origen a las 3.30 horas de la madrugada con una reyerta multitudinaria que se inició en la caseta ubicada en la Puerta de Alcalá. La pelea provocó la actuación inmediata del dispositivo policial desplegado en la zona formado por un centenar de agentes de la Policía Nacional y Policía Local del municipio.

Los policías se acercaron a las personas que participaban en la pelea y sufrieron lanzamientos de piedras, botellas y objetos contundentes. Los agentes lograron hacer una barrera en línea para avanzar pero los participantes lograron sobrepasar la línea por los alborotadores.

En eso momento, se decide desalojar el recinto ferial y se corta la música. Los altercados alcanzaron la Plaza de la Juventud de Alcalá, donde a esa hora se celebraba un macrobotellón. Cuando los agentes se encontraban en las proximidades, los jóvenes comenzaron a lanzar piedras, troncos al estar un río en las proximidades, vallas y otros objetos.

Hasta las 8 de la mañana

Incluso llegaron a montar una barricada en una rotunda con quema de contenedores. Los agentes lograron dispersar a los jóvenes y les condujeron a la estación de Renfe para evitar nuevos incidentes. El operativo se dio por concluido a las ocho de la mañana de este domingo.

La intervención policial acabó con cuatro agentes heridos por policontusiones, un detenido por desórdenes públicas y varios vehículos destrozados. Un portavoz del Summa 112 ha confirmado a Europa Press que no se atendió a ningún herido de gravedad.

Fuentes del Ayuntamiento de Alcalá han asegurado que no se produjo ningún tiroteo ni apuñalamiento, siendo los protagonistas de los altercados jóvenes, entre ellos que no eran del municipio, que asistían a las fiestas y al macrobotellón.

Te puede interesar

Comentar ()