La Policía Local de Santander ha detenido a un menor de 17 años que supuestamente azuzó su perro, que iba sin bozal, contra un indigente, a quien el animal mordió en una mano, por lo que tuvo que ser atendido en el Hospital de Valdecilla de las heridas que presentaba.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la Fiscalía de Menores y el perro, un pastor belga «Malinois» catalogado como potencialmente peligroso, ha sido recogido por el servicio de animales domésticos al no contar ni con cartilla, ni tener identificación ni el seguro que es obligatorio para esta raza.

Los hechos se produjeron ayer, jueves, sobre las 19.30 horas cuando el chico iba, acompañado de una menor de 14 años, por la Plaza del Príncipe con el perro, que no llevaba bozal.

El menor supuestamente azuzó el animal contra el indigente que pasa las noches en esa céntrica zona de Santander, y el perro «en actitud muy agresiva» mordió en una mano al hombre, que tuvo que ser trasladado y atendido por el Hospital de Valdecilla.

Tras los hechos, los agentes de la Policía Local localizaron al joven en la cercana plaza Alfonso XIII, donde fue detenido para ser puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.

Los agentes comprobaron que el joven llevaba una navaja y un trozo de hachís, al igual que la chica que le acompañaba.

Ambos también ha sido denunciados por negarse a ser identificados por los agentes.