Una madre y sus dos hijas han perdido la vida en la madrugada de este jueves a causa de disparos de arma de fuego en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad de Quintanar del Rey en Cuenca. Las menores tenían 9 y 11 años de edad. La mujer de 42 años, agente de la Guardia Civil, después se ha quitado la vida, aunque no tenía antecedentes por baja psicológica.

Según ha informado EFE, el suceso ha ocurrido a las 7.19 horas de este jueves en las dependencias de la Guardia Civil de Quintanar del Rey cuando la mujer ha disparado a sus hijas con un arma de fuego antes de quitarse la vida.

Fuentes de la Dirección General de la Guardia Civil han informado a Europa Press que los hechos han sucedido en una vivienda del pabellón oficial del acuartelamiento de Quintanar del Rey y que han sido los propios compañeros los que han acudido tras escuchar las detonaciones. Allí han hallado los cuerpos sin vida de la agente y de la dos menores.

Fuentes de la Guardia Civil han informado que la agente estaba en activo. Estaba separada de su pareja, pero no constan antecedentes por baja psicológica.

Noticia en ampliación…