Sucesos

Estalla en Berlín el acuario cilíndrico más grande del mundo, que había costado 13 millones de euros

Foto de archivo del acuario antes de la explosión

Foto de archivo del acuario antes de la explosión EFE

El acuario AquaDom ha estallado este viernes en el interior del hotel Radisson Blue en el distrito de Mitte, ubicado en el centro de Berlín (Alemania), cerca de la Isla de los Museos, el Palacio Real y el Alexanderplatz. Según han comunicado los servicios de rescate, por el momento no se han reportado daños personales graves.

Con 15 metros de altura, 1.500 peces en su interior y de agua salada, el Aquadom era el acuario cilíndrico independiente más grande del mundo. Más de 100 bomberos han acudido al lugar de los hechos y se están analizando las causas del suceso, según ha explicado el servicio de bomberos de Berlín. «El acuario está dañado, hay fugas de agua. La situación ahora no está clara», señaló el cuerpo de bomberos de Berlín en Twitter.


El diario alemán Bild ha informado que la explosión destrozó puertas y ventanas, y fue tan fuerte que incluso dos sismógrafos en Berlín la registraron. En un primer momento la Policía no descartó que se tratara de un ataque, por lo que se trasladaron al lugar con metralletas, aunque finalmente todo apunta a que el motivo real puede ser el desgaste del material del acuario.

El mismo medio recoge unas declaraciones de Franziska Giffey, alcaldesa de Berlín, que asegura que la explosión provocó «un verdadero tsunami» en el hotel y que si hubiera sucedido más tarde «tendríamos que informar sobre daños humanos terribles».

El hotel había reabierto sus puertas el pasado mes enero tras una extensa renovación de doce meses que abarcó el rediseño de todas las habitaciones, un espacio de recepción y un nuevo diseño de vestíbulo, bar y restaurante, que era el que incluía el famoso AquaDom.


El acuario tenía 11 metros de diámetro, 900.000 litros de agua de mar y contenía 1.500 peces de 56 especies diferentes. El coste total de su construcción se acercó a los 13 millones de euros. Estaba construido en vidrio sintético, por la compañía estadounidense Reynolds Polymer Technology, con un diseño del estudio de arquitectura de Sergei Tchoban y en su interior poseía un ascensor transparente.



Te puede interesar

Comentar ()