La Policía Nacional ha detenido en Madrid a los cuatro narcotraficantes autores del robo o «vuelco» de 400 kilos de hachís a otra organización criminal en una vivienda de Calonge (Girona) el pasado mes de julio en la que irrumpieron haciéndose pasar por policías armados.

Según informa la Dirección General de la Policía Nacional, la operación ha sido desarrollada junto con Mossos d’Esquadra si bien las detenciones y registros se han practicado en Madrid y los municipios de la región Alcorcón y Valdemoro.

Fue la Policía Local de Calonge la primera en llegar al lugar del asalto una vivienda de la localidad gerundense. En las inmediaciones de la vivienda localizaron a dos personas engrilletadas tiradas en el suelo y a otra intentando huir del lugar, con grandes dificultades a causa de las contusiones que presentaba en todo el cuerpo.

La Policía Local de dicha localidad detuvo a estas personas ya que en la parcela se encontraban dos vehículos, los cuales constaban como sustraídos. En el interior de los mismos había diez placas de hachís y una escopeta, en el otro cinco juegos diferentes de placas de matrícula españolas y francesas.

Las gestiones de investigación y la colaboración ciudadana, llevaron a los Mossos d’Esquadra junto con la Policía Nacional a la identificación de las cinco personas que participaron en el asalto, siendo todas ellas residentes en la Comunidad de Madrid.

Una vez identificados, la jueza instructora del caso autorizó cuatro entradas y registros en los domicilios de los investigados en las localidades de Valdemoro, Alcorcón y Madrid.

Fruto de estas diligencias judiciales se pudo detener a cuatro de los autores y se les intervino hachís, sustancia de corte y pequeñas cantidades de cocaína y heroína relacionadas con el asalto violento al domicilio de Calonge.

Los investigadores también localizaron armas de fuego y simuladas, cortas y largas, chalecos y chaquetas de la Policía Nacional y Guardia Civil, grilletes, mascarillas caracterizadas con escudos y emblemas de estos cuerpos policiales y credenciales policiales, además de 45.000 euros en billetes de curso legal.

También se localizaron dos vehículos sustraídos utilizados por los autores y de los cuales habían falsificado las placas de matrícula, con el objetivo de dificultar la identificación y localización.

Los cuatro detenidos fueron trasladados desde Madrid al Juzgado de Sant Feliu de Guíxols y, una vez la jueza los escuchó en declaración, decretó el ingreso preventivo en prisión de los cuatro, los cuales sumaban ya numerosos antecedentes policiales. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.