Rodrigo Sorogoyen pasó el verano de 2011 en su piso del centro de Madrid. En agosto las calles se llenaron de peregrinos que venían a ver al Papa Benicto XVI, el gran viaje que el jefe de la Iglesia Católica realizó a nuestro país y que congregó a más de un millón y medio de personas, indignando, por su alto coste, a una sociedad que se apretaba el cinturón en medio de la crisis económica.

Mirando por encima de estos turistas religiosos los manifestantes del 15M se movilizaban con la policía como parapeto. Todo ese ambiente caótico llevo al director madrileño, conocido por el drama Stockholm , a pensar en la trama de una película policíaca. Contó con la ayuda de Isabel Peña para escribir el guión y juntos desarrollaron Qué Dios nos perdone.

Un thriller contextualizado con estos dos acontecimientos que llenaron las portadas de los periódicos nacionales y al que Sorogoyen ha añadido un asesino en serie. Antonio de la Torre y Roberto Álamo son los dos protagonistas de esta película en la que interpretan a inspectores de policía, son los hombres encargados de descubrir al criminal que viola y mata a ancianas en el centro de Madrid, una Madrid asfixiante y que se encuentra dividido por dos posturas políticas.

El filme recibió buenas críticas pero la audiencia no se sintió muy atraída por la trama. Se estrenó el 28 de octubre del año pasado y en su segundo fin de semana descendió en un 40% su número de espectadores. En 10 días recaudaron tan sólo 260.000 euros.

Ahora, esta película que fue rodada entre Madrid, Canarias y Santander, acude a las Goya con 3 nominaciones: Mejor película, Mejor director y Mejor actor protagonista. Sorogoyen ya estuvo nominado a los Goya por Stockholm, a Mejor director novel. Al  presentar Qué Dios nos perdone aseguró en una entrevista a EFE, al ser preguntado por la conexión entre ambas películas, que «aunque es una historia totalmente distinta, en el fondo hablamos de lo mismo, de los comportamientos violentos de las personas en las relaciones». En 2014 no lo consiguió y ahora compite con los grandes del cine español.