La moda española brilló en la pasarela de los Goya 2017. La Alfombra roja fue, una vez más, el mejor escaparate para los diseñadores del país. Ellos y ellas iban pertrechados con las creaciones de modistos y modistas para la fiesta anual del cine español y, una vez má,s la alfombra roja se hizo más femenina que masculina. Una circunstancia que las mujeres de la industria dieron la vuelta, porque las actrices quieren más protagonismo en la pantalla y menos en la alfombra roja.

Aprovechando ese protagonismo de la mujer bajo los focos de la moda, actrices, directoras y productoras españolas reclamaron que se aumente la presencia femenina en el cine con más papeles para ellas.  La actriz Cuca Escribano fue la más implicada con la causa y desplegó ante las cámaras un chal con el lema “Más personajes femeninos”. “En España hay un 52% de mujeres y los personajes femeninos en el cine son un 20%. Y la mayoría de prostituta. Hay mucha testosterona y tiros en las películas. Quiero más Tomates verdes fritos y Thelma y Louise. El cine tiene que contar la vida y nosotras existimos. Estamos dando una visión sesgada. Yo ahora estoy de productora y no ha sido peor porque he buscado. Este año no he rodado pelis y no me pasaba desde mis comienzos”, declaró.

La actriz Ruth Díaz se unió a la reivindicación de su compañera y también pidió que haya “más papeles femeninos porque hay pocos y los que hay, normalmente somos las acompañantes de ellos”.

Ana Belén, Goya de Honor, señaló en la alfombra roja que no cree que vaya a llegar la paridad. “Si un director tiene proyecto y lo tiene pensado con determinados actores, tiene que hacer lo que tiene que hacer. No creo que esto vaya a cambiar”, indicó. Posteriormente, en su discurso de agradecimiento por el Goya de Honor, indició sobre el tema y se sumó al clamor de las actrices.

El director de mujeres

Pedro Almodóvar stambién se sumó al desfile de declaraciones sobre el peso de las mujeres en la industria señalando que con Julieta, cumple “con creces” la paridad. “En mis películas hay un 300% de presencia femenina”, señaló.

Bárbara Lennie, Carmen Machi y Candela Peña también reclamaron más papeles femeninos en el cine español. “Es una reivindicación necesaria porque hay muchas actrices y muy potentes, y faltan personajes. Es necesario para representar la diversidad”, declaró Lennie, que optaba al Goya a mejor actriz por María (y los demás).

Por su parte, Machi, nominada por La puerta abierta, señaló que “a medida que vas cumpliendo años hay personajes más ricos y con más mundo interior, yo no me puedo quejar, pero es cierto que hay más personajes más interesantes para los hombres”. Pero la actriz ha asegurado que “poco a poco se van dando cuenta de que las mujeres maduras son un filón”. Penélope Cruz manifestó que la falta de paridad es algo general que ocurre en todo lados. “Hay que combatirlo sin contestar”, señaló.
Ya en la gala Dani Rovira apareció subido en unos zapatos de tacón para, de manera distendida, hacer también una reivindicación de los papeles de la mujer en el cine, especialmente en cuanto a papeles protagonistas.