Es difícil juntar la obra de 84 fotógrafos representativos de la historia de la fotografía española en una sola exposición, es casi épico. Pero más difícil es dejar tu país en guerra con tu familia a cuestas y, tras un periplo de meses y años, jugarte la vida subido un bote neumático y cruzar el Egeo para llegar a Europa. Porque la hazaña de los refugiados es tan increíble, porque la guerra de Siria es tan cruda y la gestión de esta crisis está siendo tan catastrófica a Estela de Castro se le “atragantaba el tema”. Por eso decidió hacer algo.

Y su algo ha sido juntar imágenes de los fotógrafos más importantes del país del siglo XX y lo que va de XXI para vender su obra y enviar el dinero para ayudar. Todas las obras están presentes en El Proyecto PHES  (Fotografía Española Solidaria), en el Centro Universitario de Artes TAI (Calle Recoletos, 22) desde el jueves 30 de marzo hasta el 27 de abril. Es una exposición de fotografía que difícilmente se podrá repetir con fotos de Nicolás Muller, Colita, Joan Fontcuberta, Ouka Leele o Agustí Centelles, entre las 84 firmas. El dinero recaudado irá destinado a las ONG que trabajan con refugiados en Grecia y en Turquía o directamente en Siria.

Esto es lo que Estela de Castro, fotógrafa y profesora el Centro Universitario de Artes TAI, ha conseguido. De Castro lleva años trabajando en un exhaustivo proyecto de fotografía con el que retrata a los fotógrafos españoles. Cuando pensó en juntar dinero un amigo le sugirió que pidiera una foto a los profesionales que había retratado para que luego se vendiera. “Lo hicimos, pero no contaba con más de 30 fotos como mucho, pero empezaron a llegarme mensajes de cuenta conmigo hasta reunir las 84 fotos”.

El comentario de la mayoría de los fotógrafos ha sido, cuenta De Castro, «que tenían ganas de hacer algo pero que no sabían qué». Así que resultó que a más gente se le atragantaba la crisis de los refugiados. Chema Conesa, uno de los autores que se ha sumado a la iniciativa, lo confirma “los fotógrafos estamos muy metidos en nuestro día a día pero también muy cerca de la calle, así que la propuesta es muy atractiva para poder aportar algo, además- concluye en tono de broma- los fotógrafos somos buena gente”.

Pero no sólo los fotógrafos también sus familiares, más concretamente, sus descendientes porque como cuenta de la promotora de la iniciativa “lógicamente yo no fotografié ni a Agustí Centelles ni a otros fotógrafos desaparecidos, pero sus familiares se han sumado con mucha ilusión cediendo obra”.

La foto de Agustí Centelles de un miliciano disparando en 1936 durante la Guerra Civil en Barcelona está firmada y positivada por Centelles y se vende por 1.000 euros, es una de las muchas joyas que hay en la meuestra. “En la apertura de la expo va a ser como las rebajas dice De Castro, ya que las fotos están a mitad de precio de su valor o menos”. Así que la exposición que abre sus puertas el jueves a las 19:00 en el en el Centro Universitario de Artes TAI de Madrid  es una oportunidad para ser solidario e invertir en fotografía a un precio excepcional. Además de las fo

Organizaciones beneficiarias:
Sohram-Casra (Turquía) –
Il gattaro d´Aleppo (Siria) –
Jugent Retter (En el mar Mediterráneo) –
Proyecto Elea (Grecia) –