El PP se ha unido a la enmienda presentada por Cs a los Presupuestos Generales para introducir una definición de la figura del productor en la Ley del Impuesto sobre Sociedades, con el objetivo de eliminar «la incertidumbre» a la hora de acceder a los incentivos fiscales para la producción cinematográfica.

Según Ciudadanos, como informó a comienzo de mes al presentar la enmienda, en los últimos años la existencia de «criterios dispares» referentes a esta definición en distintos departamentos de la Administración Pública ha generado «situaciones de incertidumbre que han afectado y siguen afectando gravemente al flujo de inversiones en producciones audiovisuales, especialmente cinematográficas». Una enmienda que, como contó a Efe la portavoz de Cultura de Ciudadanos en el Congreso, Marta Rivera de la Cruz, «no tiene peso presupuestario», pero sí «mucha importancia para el sector».

El acceso y alcance de las deducciones fiscales a la producción audiovisual

Así, la enmienda transaccionada de Ciudadanos y PP introduce un nuevo párrafo en el artículo 36.1 de la Ley de Impuesto sobre Sociedades por el que se regula, desde enero de 2015, el acceso y alcance de las deducciones fiscales a la producción audiovisual, un 25 % para el primer millón de euros (en el texto original de Ciudadanos era del 20 %) y 20 % para el resto (antes 18 %), con un límite de tres millones de euros.

También se incluye en la deducción el 40 % del gasto de la publicidad y la promoción, así como se pide que el 50 % de la base de la deducción deberá corresponderse con gastos realizados en territorio español.

«Se considera productor a aquel que se encuentre debidamente inscrito en el Registro Administrativo de Empresas Cinematográficas y Audiovisuales, incluidas las Agrupaciones de Interés Económico, y sea titular de los derechos de propiedad de la producción en los términos establecidos en el artículo 24.2 de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine», indica el texto de Ciudadanos.

Las ayudas totales que reciba el productor no podrá superar el 50% de la producción

Según la enmienda, las ayudas totales que reciba el productor no podrá superar el 50% de la producción, aunque este límite se aumenta al 60% si se trata de producciones transfronterizas financiadas por más de un Estado miembro de la Unión Europea y en las que participen productores de más de un Estado miembro. Y será de un 70% en el caso de las producciones dirigidas por un nuevo realizador cuyo presupuesto de producción no supere 1 millón de euros.

La enmienda también aclara que, en el supuesto de una coproducción, los coproductores deben incorporarse a la película antes de que ésta reciba la calificación, para poder acceder a los incentivos. Respecto a los certificados de nacionalidad que es preciso obtener, propone que puedan ser emitidos tanto por el Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales como por el órgano correspondiente de las comunidades autónomas con competencia en la materia.