El teatro potencia las relaciones personales de los niños con sus compañeros y con los adultos. Permite desarrollar formas de expresión, desde el lenguaje hasta el movimiento corporal o la música. Ayuda a perder el miedo a hablar en público. El teatro fomenta la confianza en uno mismo y aporta mayor autonomía personal. Desarrolla la empatía. Además, mediante la adopción de diferentes roles y personajes, el teatro es la mejor herramienta para que el niño pueda mostrar sus sentimientos e ideas. Intentar recopilar una lista con los beneficios del teatro resultaría inagotable. Estos beneficios los tienen muy claros en la Obra Social ‘la Caixa’ y por eso, hace una década, pusieron en marcha el programa CaixaEscena con el fin de promover y facilitar la práctica teatral en las escuelas mediante la difusión de material online y cursos presenciales donde los alumnos demuestran lo aprendido.

CaixaEscena cumple 10 años y es hora de realizar un balance. Desde su inicio, el programa se ha dirigido principalmente a los profesores y educadores que se plantean el teatro como una herramienta educativa fundamental. Se trata de un reto que ha abierto las aulas a las emociones, a la imaginación, al esfuerzo compartido y al descubrimiento y potenciación de las capacidades lúdicas, imaginativas, creativas, físicas y emocionales que permiten aflorar la mejor versión de uno mismo.

CaixaEscena nació orientado a los alumnos de ESO y Bachillerato, pero una década después se ha convertido en el germen de una nueva iniciativa con la que han abierto las puertas del teatro también a los estudiantes de Primaria.

caixaescena

En los talleres, los jóvenes experimentan el trabajo de técnicas y de conceptos esenciales para un proceso teatral.

“El teatro es un recurso pedagógico incuestionable. Por medio del teatro se desarrollan prácticamente todas las competencias básicas que los docentes tenemos que trabajar: la artística, la lingüística, la social, la interacción con el mundo físico, la autonomía personal, la iniciativa personal, la digital…”, explica la profesora responsable del programa en el Instituto Monterroso de Málaga.

CaixaEscena funciona a través de una plataforma online caixaescena.org  que pone a disposición de los profesores inscritos las mejores herramientas para que el teatro forme parte de la vida escolar de chicos y chicas. Todo un reto que abre el aula a las emociones, a la imaginación, al esfuerzo compartido, al descubrimiento y a la aceptación de todas las capacidades.

Encuentros CaixaEscena

Los Encuentros CaixaEscena, que se celebran a lo largo del año en todo el Estado, son el punto culminante de todo un trabajo que se realiza en el aula durante el curso. Diez ciudades españolas acogen en diferentes fines de semana a los alumnos y profesores de los institutos inscritos en el programa. En estos encuentros, alumnos y profesores realizan talleres de teatro, reciben asesoramiento especial sobre cada montaje en concreto y finalmente lo representan ante el resto de los participantes. Se trata de una experiencia de convivencia, creatividad, emociones y formación teatral con profesionales del sector. Una aventura en la que los alumnos juegan a ser «alguien que no son», de la mano de artistas como Shakespeare, Goldoni, Calderón de la Barca o Karl Kraus.

 

En los talleres, los jóvenes experimentan el trabajo de técnicas y de conceptos esenciales para un proceso teatral, como por ejemplo la presencia escénica, la emoción del personaje, miradas en escena, movimiento escénico y coreografías, dicción e impostación de la voz.

Desde que comenzaron los Encuentros CaixaEscena, hace 10 años, más de 30.000 estudiantes han participado en ellos a través de más de 2.200 grupos de teatro creados en más de 1.000 centros de Secundaria.

Aumento de la demanda

A raíz del éxito de estos encuentros, año tras año, ha aumentado la demanda de participación en el programa CaixaEscena.  No en vano, alumnos y profesores establecen un vínculo que permanece vivo a lo largo del tiempo gracias a las redes. Al terminar el encuentro, los participantes tienen la oportunidad de compartir en el portal de CaixaEscena sus inquietudes pedagógicas. En ese universo destacan, entre todas, las declaraciones del profesor responsable del programa del IES Severo Ochoa en Esplugues de Llobregat, en las que explica los beneficios que ha supuesto este proyecto en la vida de sus alumnos. “En nuestro centro, tenemos un considerable porcentaje de alumnos de padres emigrantes. También son un centro de integración para alumnos con necesidades educativas especiales. Algunos de ellos se han sentido rechazados en las aulas por diferentes razones, y en el grupo de teatro han encontrado un entorno acogedor donde nadie es juzgado por su aspecto o sus dificultades. Han aprendido a trabajar en equipo y cada día son más autónomos y van teniendo más iniciativa”.


Este contenido ha sido elaborado con la colaboración de la Obra Social ‘la Caixa’