Fuentes de la Policía Nacional ha asegurado que se han recuperado tres de los cinco cuadros de Francis Bacon que fueron robados en Madrid en 2015, valorados en su totalidad en más de 25 millones de euros, un delito por el que ya han sido detenidas diez personas desde 2016. La noticia la adelanta hoy el diario El País, que cita «fuentes cercanas al propietario», y la confirman en declaraciones a EFE fuentes policiales, que no han querido añadir ningún extremo más sobre la operación.

La Policía detuvo el pasado mes de enero a tres personas relacionadas con el robo, por el que ya habían sido arrestadas otras siete personas en mayo de 2016. Se trataba de tres integrantes de un grupo organizado dedicado al robo de viviendas y establecimientos en toda España. El robo se perpetró en julio de 2015 en la vivienda de un amigo Francis Bacon, José Capelo, al que el artista legó las obras, situada en el centro de Madrid y a la que los ladrones accedieron mientras el dueño estaba en Londres.

Aquellos arrestos fueron posibles a raíz de la investigación de la consulta telemática realizada a una entidad privada británica dedicada a la búsqueda de obras de arte robadas o desaparecidas y de las pesquisas sobre unas fotografías inéditas incluidas en esa consulta. El artista Francis Bacon falleció en 1992, a los 82 años de edad, en Madrid, ciudad que visitaba con mucha frecuencia y donde tenía muchos amigos y admiradores; de hecho, el propietario de las obras robadas recibió las pinturas en herencia del artista